Un nuevo Círculo de Silencio vuelve a la Puerta Zamora por los derechos de las mujeres

Se celebra este jueves, al mismo tiempo y por la misma causa en una docena de lugares de Cáceres y en Beja, Portugal

 160964
160964

Cáritas vuelve a celebrar este jueves un nuevo Círculo del Silencio. En esta ocasión vela por los derechos de las mujeres, puesto que desde la organización son conscientes de que "ser mujer es una dificultad añadida cuando se está en situación de vulnerabilidad o exclusión". El acto tendrá lugar, una vez más, a partir de las 20 horas en la puerta de Zamora.

Con este acto se tiene como objetivo denunciar las conductas machistas que siguen dificultando la vida cotidiana de muchas mujeres. Además, recuerdan que no se ha de ser cómplices de la desigualdad y que las mujeres deben ser agentes activos en la construcción de una sociedad libre de violencias y de personas iguales.

Tras el acto se procederá a la lectura del siguiente manifiesto:

Desigualdad, violencia y discriminación son tres conceptos que han perseguido a las mujeres durante décadas y que aún siguen haciéndolo. En muchas partes del mundo continúan:

- los desequilibrios de poder y desigualdad estructural entre hombres y mujeres,

- la limitación de la autonomía y poder de decisión de las mujeres, y

- su acceso a la justicia, a la educación, a la salud y a los recursos económicos, en un intento de convertirlas en ciudadanas de segunda.

Las mujeres constituyen la mitad de la población mundial y por lo tanto la mitad de su potencial. La igualdad de género, además de ser un derecho humano fundamental, es imprescindible para lograr sociedades pacíficas, con pleno potencial humano y desarrollo sostenible. Además, está demostrado que el empoderamiento de las mujeres estimula la productividad y el crecimiento económico.

A día de hoy, a pesar de que se han dado pasos importantes en el reconocimiento de los mismos derechos para hombres y mujeres, todavía nos encontramos con restricciones legales que impiden a 2.700 millones de mujeres acceder a las mismas opciones laborales que los hombres.

La consecuencia más extendida y visible de la discriminación de género es la violencia contra las mujeres, y tiene múltiples formas: la violencia en las relaciones de pareja, violencia sexual, la violación de mujeres y niñas o prácticas como la mutilación genital femenina, son caras de una violencia que se ejerce contra las mujeres por el simple hecho de serlo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído