​Las escuelas de español para extranjeros recibirán ayudas económicas de la Junta por ser “el sector que más está sufriendo”

Establecerán una línea de crédito que podrá ir entre los 6.000 y los 300.000 euros que podrán devolver a cinco años, con uno de carencia, y una bonificación del 1,25% de interés. El objetivo es que puedan cubrir los gastos fijos que tengan pese al cese de actividad y que así no se vean obligadas a cerrar

 Acto de bienvenida de estudiantes extranjeros usal 2019 (7)
Acto de bienvenida de estudiantes extranjeros usal 2019 (7)

El de las escuelas de español para extranjeros ha sido uno de los sectores que más perjudicados se ha visto por la crisis del coronavirus. Ya no sólo cuando el SARS-CoV-2 dio el salto a Europa y España y se vieron obligadas a cesar su actividad de manera inmediata, sino ya cuando hacía estragos en China, uno de sus principales clientes, puesto que el número de reservar cara al verano disminuyó drásticamente.

En una comparecencia de prensa, el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, directamente lo ha calificado como “el sector que más está sufriendo” por el Covid-19, ya que es de los pocos negocios que no podrán beneficiarse de la estrategia de la Junta de conseguir visitas a corto plazo gracias al turismo nacional -ya que no entra en su nicho de mercado- puesto que “su demanda proviene, exclusivamente, del extranjero”.

Así, para que no tengan que cerrar pese al cese de actividad, la Junta ha anunciado que establecerá una línea de crédito para ayudar a estas escuelas de español para extranjero. La misma podrá ir entre los 6.000 y los 300.000 euros que podrán devolver a cinco años, con uno de carencia, y una bonificación del 1,25% de interés. El objetivo es que puedan cubrir los gastos fijos que tengan pese a los ERTEs y que así no se vean obligadas a cerrar, minimizando todos los daños posibles.

La programación cultural se reanudará tan pronto como se permita, pero se sigue con la promoción

El consejero de Cultura y Turismo también detalló que, una vez se decretaron el estado de alarma, se suspendieron todas las actuaciones públicas de ayuda al sector cultural y que las mismas se reanudarán tan pronto como se permitan, algo para lo que están en permanente contacto con los programadores y las empresas del sector.

No son con los únicos con los que Javier Ortega está manteniendo reuniones telemáticas todos estos días, sino que también con aquellas referente al turismo tiene un contacto estrecho, tratando de conocer sus “necesidades, sugerencias y propuestas” para buscar todo tipo de soluciones.

De hecho, aunque la gran mayoría de actividades de promoción se han paralizado y se retomarán a medida que las circunstancias lo permitan, el consejero explicó que hay algunas que se han potenciado, todas ellas de manera virtual, para lograr “fidelizar a esos turistas que tenían previsto venir en Semana Santa o en primavera a la Comunidad y a los que estamos esperando, porque Castilla y León sigue aquí para ellos”. Además, esos recursos también servirán para los castellanos y leoneses que, entre otras cosas, pueden visitar diferentes museos y monumentos desde sus casas, objetivo principal de esa campaña que lleva el nombre #QuédateEnCasa.

Ofreciendo “lo mejor de nosotros mismos”, desde la Junta también se realizará un estudio para determinar el impacto del Covid-19 y valorar las medidas económicas aplicadas. El mismo constará de dos fases: la primera terminará cuatro semanas después de que finalice el estado de alarma y, la segunda, a final de año. Precisamente por ello se continúa trabajando a nivel promocional, ya que a principios de legislatura, desde la Consejería de Cultura y Turismo se replantearon una estrategia en la que se mira “al mañana más cercano”, siempre con innovación.

Castilla y León se prepara para el Año Jacobeo

Por último, el consejero de Cultura y Turismo señaló que el cierre de los albergues de peregrinos del Camino de Santiago se hizo “en tiempo récord y en coordinación con el resto de comunidades limítrofes”, como La Rioja, Navarra y Galicia, y ha contado que los peregrinos que más lejos estaban de casa pudieron coger transportes para volver a sus hogares.

Con esas mismas regiones se está trabajando de manera conjunta para preparar el Año Jacobeo (2021) ya que se espera que ese tipo de actividad turística y cultural no solo se mantenga sino que “vaya a más”, reconocía Javier Ortega. Por ello, impulsarán “si cabe, aún más” tanto el Camino de Santiago como todo lo que supone y que el evento tenga “mayor repercusión”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído