Un estudio apunta que la biopsia líquida puede predecir el riesgo de resistencia al tratamiento para el cáncer de mama

La biopsia líquida se revela como una opción cada vez más próxima a ser ampliamente utilizada en la práctica clínica como apoyo al diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes con cáncer de mama

EP

0 Comentarios

EP
EP

Un estudio revela que la biopsia líquida puede predecir el riesgo de resistencia al tratamiento para el cáncer de mama y permite adaptarlo antes de que el tumor progrese, ha explicado el doctor Rafael López, del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, quien presentó diversos datos que revelan que esta técnica gana peso como herramienta para el avance de la medicina de precisión.

La biopsia líquida se revela como una opción cada vez más próxima a ser ampliamente utilizada en la práctica clínica como apoyo al diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes con cáncer de mama, según se desprendió de la Reunión de Conclusiones Geicam del 44st Simposio de cáncer de mama de San Antonio (SABCS) organizada por el Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama para conocer las novedades más relevantes en todo el mundo en el manejo de la enfermedad.

Entre los trabajos presentados por este especialista, destaca el ensayo clínico (PADA-1) impulsado por el grupo francés de investigación Unicancer, realizado en pacientes con cáncer de mama HER2- y receptor hormonal positivo (RH+) en tratamiento para enfermedad metastásica.

Mediante biopsia líquida, con una muestra de sangre y a través del análisis del del ADN tumoral circulante (ctDNA), se detectó la presencia de mutaciones en ESR1 asociadas a la resistencia al tratamiento, no visibles a través de los métodos tradicionales de detección, lo cual permitió adaptar la terapia antes de la progresión clínica del tumor. De este modo, el cambio de un inhibidor de la aromatasa más palbociclib a fulvestrant más palbociclib duplicó la supervivencia libre de progresión de los pacientes.

"Se trata del primer ensayo clínico que demuestra la utilidad clínica de esta técnica y abre nuevas oportunidades para el tratamiento del cáncer; sin embargo, para que esta herramienta pueda utilizarse de forma rutinaria, es necesario el desarrollo de nuevos fármacos", afirma el doctor López.

Una de las principales utilidades actuales de la biopsia líquida deriva por tanto del conocimiento de las células tumorales circulantes. "Aunque en la práctica clínica se utilizan muy poco, desde el punto de vista de la investigación tienen una gran trascendencia porque nos permiten comprender las metástasis y de este modo combatirlas", señala este experto.

Otra utilidad de la biopsia líquida es obtener información del ADN de las células tumorales, un campo en el que se están produciendo numerosas novedades que permiten estudiar las resistencias a los fármacos y ver qué tratamiento hay que aplicar en cada momento, además de saber cómo evoluciona la enfermedad, explica. La aplicación de herramientas de este tipo para detectar si en los pacientes tratados puede quedar enfermedad mínima residual es otro de los retos de futuro, aunque el mayor desafío es que puedan utilizarse para detección precoz del tumor.

También en el terreno de la tecnología, la reunión organizada por GEICAM se centró en los avances en el estudio de los perfiles genómicos en cáncer de mama. "Los perfiles de expresión génica tienen un valor pronóstico en cáncer de mama precoz; además, algunos de ellos han demostrado ser capaces de predecir el beneficio de la quimioterapia administrada tras la cirugía", expresa el doctor Fernando Moreno, del Departamento de Oncología Médica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y miembro de la Junta Directiva de GEICAM, que centró su ponencia en enfermedad precoz luminal.

Poder predecir el pronóstico de la enfermedad y predecir el beneficio esperado de la quimioterapia ha posibilitado la individualización del tratamiento de las pacientes con este subtipo de cáncer de mama en estadios iniciales. "El conocimiento del riesgo genómico va a permitir evitar el uso de quimioterapia en pacientes en las cuales, según los criterios clínicos y patológicos convencionales, estaría indicada su administración", señala este especialista, que opina que el futuro de este tipo de herramientas genómicas es prometedor:

"En los próximos años se esperan resultados de estudios que aumenten estas indicaciones al tratamiento neoadyuvante, así como a la selección del tratamiento en pacientes con enfermedad avanzada", concluye el doctor Fernando Moreno.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído