Un estudio apunta que los virus de la hepatitis C y E se inhiben mutuamente cuando se infectan al mismo tiempo

Los experimentos en modelos animales, sin embargo, presentaban un patrón diferente

EP

0 Comentarios

Replicación del virus de la hepatitis C (VHC) y del virus de la hepatitis E (VHE) en células hepáticas humanas. EP
Replicación del virus de la hepatitis C (VHC) y del virus de la hepatitis E (VHE) en células hepáticas humanas. EP

Un equipo de investigación del Departamento de Virología Molecular y Médica de la Ruhr-Universität Bochum (Alemania) ha descubierto que los virus de la hepatitis C y E se inhiben mutuamente cuando se infectan al mismo tiempo.

Las infecciones por hepatitis C y E son tan comunes que, atendiendo sólo a las estadísticas, muchas personas deberían estar infectadas por ambos virus al mismo tiempo. Sin embargo, sólo se han registrado muy pocos casos de este tipo.

Es bien sabido que existen coinfecciones con los virus de la hepatitis. "Sin embargo, la coinfección de la hepatitis C y E aún no se ha investigado sistemáticamente. Aunque siempre se vislumbra la posibilidad de que una infección simultánea con dos virus pueda ser especialmente peligrosa", explica Thomas Burkard, líder del estudio, que se ha publicado en la revista científica 'Cells'.

Para averiguar más sobre la infección simultánea con el virus de la hepatitis C (VHC) y el virus de la hepatitis E (VHE), los investigadores infectaron células hepáticas en cultivo celular con ambos patógenos en un primer paso. Resultó que el VHC es capaz de suprimir una infección por hepatitis E.

El equipo quería averiguar por qué. "El VHC consta de diez proteínas. Produciendo las individuales en exceso, pudimos estudiar su efecto". Esto permitió a los investigadores descubrir que una sola proteína viral -llamada NS3/4A- suprimía con éxito la replicación de los virus de la hepatitis E en el cultivo celular. Parecía que la coinfección con ambos virus sólo era posible de forma muy limitada", afirma Burkard.

Los experimentos en modelos animales, sin embargo, presentaban un patrón diferente: los ratones modificados genéticamente que tienen un hígado humano podían infectarse con ambos virus. Sin embargo, las infecciones procedían de forma diferente dependiendo de a cuál se expusieran primero los ratones.

Si el VHE estaba presente primero, el VHC no podía infectar con éxito a los animales. Si el VHC estaba presente en primer lugar, el curso de la infección con el VHE solía retrasarse.

"Aquí, el VHC no resultó ser tan dominante como en el cultivo celular. Los análisis en profundidad de las células hepáticas deberían arrojar ahora luz sobre las causas subyacentes. Quizá sólo encontremos islotes infectados por uno u otro virus. En cualquier caso, está claro que los dos virus se afectan mutuamente", detalla Burkard.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído