Expertos creen que no estar pendiente de los "me gusta" es una señal de salud mental y evita frustraciones

EP

1 Comentarios

Adolescentes con un móvil. Europa Press
Adolescentes con un móvil. Europa Press

Cada día, 500 millones de personas entran en su perfil de Instagram para ver o subir imágenes de su vida cotidiana. Si hablamos de cuentas activas al mes, la cifra asciende a 1.074 millones. Y si nos referimos a Facebook, esos mismos números llegan casi a triplicarse. Hasta ahora, una de las razones para entrar en el perfil personal era comprobar el número de likes que mostraban nuestras publicaciones.

Ferran Lalueza, profesor de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC, explica la mayoría de los usuarios de las redes sociales no tienen millones de seguidores ni acumulan miles de "me gusta", "lo cual puede resultar bastante frustrante".

"Y un usuario desmotivado por la no consecución de tantos 'me gusta' como quisiera obtener puede convertirse fácilmente en un usuario pasivo, que es lo último que los gestores de estas plataformas quieren. Ocultando los 'likes', las redes combaten la desmotivación que convierte al usuario en un mero espectador del que no se pueden extraer los valiosos datos que las redes sociales atesoran y comercializan", destaca el profesor de la UOC.

En opinión de los especialistas, quitar los 'likes' supone una medida positiva para las redes sociales en términos reputacionales, "puesto que pueden ponerse la medalla de combatir la 'tiranía de los likes' y sus nefastos efectos", recuerda Lalueza. Aunque habrá usuarios que apreciarán esta medida, el profesor de la UOC cree que es improbable que la empleen los usuarios que comparten los contenidos más exitosos, "y al final es probable que ocultar el número de 'me gusta' se convierta en sinónimo de tener muy pocos 'me gusta', con lo cual el positivo efecto desestresante puede acabar diluyéndose casi por completo".

Aunque habrá usuarios que apreciarán esta medida, el profesor de la UOC cree que es improbable que la empleen los usuarios que comparten los contenidos más exitosos, "y al final es probable que ocultar el número de 'me gusta' se convierta en sinónimo de tener muy pocos 'me gusta', con lo cual el positivo efecto desestresante puede acabar diluyéndose casi por completo".

Sin 'likes' por salud mental

Los expertos creen que es bueno quitarse los 'likes', aunque no solo en vacaciones. En opinión de Enric Soler, tutor del grado de Psicología de la UOC, la desactivación de los 'likes' por parte del usuario indica que utiliza las redes sociales para otras finalidades que no son la de la búsqueda de refuerzos positivos que apuntalen su autoestima. "Y eso es una señal de salud mental", afirma.

Según explica el profesor de la UOC, el refuerzo positivo, el sexo y la comida son las motivaciones más poderosas del ser humano, y los 'likes' son precisamente un refuerzo positivo, aunque falso en los casos más extremos. La razón es que se puede buscar el 'like' eligiendo una de entre decenas de fotografías "que se ve desde un ángulo, con una exposición y saturación de color ideales".

"Refleja una imagen ideal, pero no auténtica", señala Soler, y añade que las personas con la autoestima más baja son las que necesitan constantemente recibir estos refuerzos positivos desde el exterior.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído