Fabricar una trampa para capturar avispas requiere únicamente de una cerveza y una botella

Para que el truco sea un éxito es importante que la cerveza utilizada contenga más de 5% de graduación de alcohol, y que la botella sea de plástico

17 Comentarios

Avispa. Foto Infosalus
Avispa. Foto Infosalus

Las veladas al aire libre durante el verano son de lo más habitual, disfrutar del buen tiempo, la buena comida y la buena compañía es un lujo al que es imposible resistirse, aunque tiene inconvenientes que convierten estas veladas en algo más desapacibles: la aparición de insectos.

Los insectos también tienen como gusto predilecto la época estival, aunque su convivencia con el humano todavía no ha llegado a ser agradable para ninguno. Los mosquitos molestan, pero aún más las avispas, más odiadas si cabe por su infernal picotazo que perfectamente puede trasformar tu agradable velada en el jardín en una muy diferente en el hospital.

No obstante, echando un vistazo a los remedios caseros de la abuela hay uno que se adecua a la perfección para acabar con las avispas. Fabricar una trampa casera mediante el uso de cerveza es rápido y además barato.

Para llevar a cabo una buena trampa que impida a este insecto volver a salir es importante tener a mano una botella grande de plástico y un botellín de cerveza con más de 5% de graduación de alcohol. De esta manera, aprovechando la atracción de las avispas por la cerveza podrás capturar fácilmente a tus enemigas.

Para ello es necesario cortar la parte superior de la botella, la conocida como boca, y colocarla dada la vuelta, de manera que el tapón se introduzca dentro de la propia botella. Así quedando en forma de embudo la avispa tendrá un fácil orificio de entrada, pero difícil de salida.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído