La Junta de Castilla y León anunció este lunes, 11 de enero, que las medidas restrictivas del Nivel 4 extendido aplicadas a Segovia, Ávila y Palencia; tendrán la misma aplicación para el resto de provincias de Castilla y León. Es decir, desde el miércoles a las 00:00 horas los gimnasios, las casas de apuestas, los grandes centros comerciales y el interior de los establecimientos hosteleros deberán estar cerrados al público en Salamanca. Unas medidas que según la Junta de Castilla y León se imponen para "anticiparse y garantizar la seguridad de los ciudadanos".

Era un secreto a voces, dada la alta incidencia en los últimos días en todas las provincias de la Comunidad, con un crecimiento especial en la última semana en lugares como Salamanca. Un incremento que vienen acompañado del periodo navideño.

Las Navidades dejan tras de sí un aumento en el número de contagios por coronavirus. A la espera de una tercera ola anunciada en todo el país, los guarismos facilitados por el portal de datos abiertos de la Junta de Castilla y León no resultan halagüeños para la provincia salmantina.

El pasado 20 de diciembre, a las puertas de las Pascuas, el número de casos activos por COVID-19 en Salamanca se encontraba en los 2.137. Ahora, está en 3.089, de acuerdo con los últimos registros ofrecidos por la Consejería de Sanidad. Un incremento de 952 positivos en apenas tres semanas que parece directamente relacionado con la celebración de las fiestas propias de estas fechas.

En lo que respecta al número total de personas infectadas por el virus desde el inicio de la pandemia, Salamanca ya suma 31.881 contagios, 1.674 más desde el pasado 20 de diciembre.

En lo tocante a la ocupación hospitalaria la situación tampoco ha mejorado, puesto que el número de pacientes con coronavirus en planta ha crecido hasta los 49, atendiendo a las cifras aportadas por la Junta en la jornada de este lunes. Al inicio de las festividades, el pasado 20 de diciembre, los ingresados a consecuencia de la enfermedad sumaban 35, 14 menos que a día de hoy.

Durante este periodo de tiempo, el número básico reproductor ha pasado del 1,01 que marcaba hace tres semanas, al 1,65, de acuerdo con la última información aportada por la Sanidad regional.

El Hospital Universitario de Salamanca ha registrado un total de 18 muertes, siendo el 25 de enero la jornada más negra, con un total de 5 fallecidos comunicados por los responsables sanitarios.

El único indicador que no ha empeorado durante las Navidades ha sido el de pacientes hospitalizados en la Unidad de Cuidados Intensivos, puesto que en este periodo ha bajado de 11 a 9. Una cifra positiva, pero que no parece que se vaya a sostener durante demasiado tiempo si la tasa de incidencia continúa creciendo como en las últimas jornadas. En tan solo una semana Salamanca ha pasado de registrar 37 casos el pasado lunes 4 de enero, a los 95 comunicados en la jornada de este lunes. La cifra se sitúa en 269,60 en los últimos 7 días y en 370,47 en las últimas dos semanas. Este indicador se muestra crucial a la hora de imponer mayores restricciones por parte de las instituciones, siendo el cierre de la hostelería una de las medidas más probables de continuar agravándose la situación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído