"Ha fallado la asistencia sanitaria en las residencias de mayores, que serán las últimas en la desescalada"

La consejera de Familia señala que hay que dotar a estos centros de equipos de protección mínimos, mejorar la información que facilitan a la Consejería y reforzar el sistema de inspección  

 ISABEL BLANCO
ISABEL BLANCO

Las residencias de mayores de Castilla y León serán las últimas que se sumen a la desescalada "que habrá que analizar bien y realizar con cuidado". Así lo ha explicado este martes la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, en una comparecencia en la que ha dicho que el número de fallecidos en las residencias ha sido de 2.320 en el último mes y medios, de los 1.620 han muerto en los centros y el resto en hospitales.

Con los mayores picos de mortalidad entre el 31 de marzo y el 19 de abril, la consejera ha dicho que una de las causas de este elevado número de fallecimientos puedo estar "en la falta de equipos de protección" que facilitaron el contagio del virus "que tarda en dar la cara".

Con un 73% de centros de la Comunidad "limpios" en los que no se han producido casos de coronavirus, Blanco ha insistido en que la desescalada tendrá que planificarse "para tener mucho cuidado", por lo que desde la Consejería se seguirán aportando medios para que los residentes puedan estar comunicados con sus familias.

La consejera se ha referido al sistema de atención a la dependencia, uno de los asuntos tratados en la reunión con los sindicatos que forman parte del Diálogo Social, asegurando que "ha sido y es el primero de España, es el mejor", con un sistema que apostó por la profesionalización de la atención residencial y de la ayuda a domicilio.

Sin embargo, Isabel Blanco reconoció que, durante esta crisis provocada por la pandemia del coronavirus, "ha fallado la atención sanitaria" en las residencias de mayores, matizando que el virus no entiende de modelos públicos o privados, afectando a los colectivos más vulnerables, "en Castilla y León, en España, en Europa y en el resto del mundo".

Con el importante número de fallecidos en las residencias, la consejera ha asegurado que, a partir de ahora, hay que potenciar lo que ha funcionado y replantearse las partes del modelo más vulnerables. En este sentido, explicó que hay que dotar a las residencias de equipos de protección mínimos, reforzar la formación a los profesionales y la profesionalización de los equipos directivos; continuar con la monitorización de centros de mayores y de discapacidad y viviendas tuteladas para mejorar la información que facilitan a la Consejería y reforzar el sistema de inspección con un seguimiento para detectar posibles deficiencias.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído