Fallece el escultor salmantino Ángel Mateos, quien transformó el hormigón en arte

El funeral tendrá lugar este sábado en su localidad natal, Villavieja de Yeltes

Angel Mateos, escultor. ICAL
Angel Mateos, escultor. ICAL

El escultor salmantino Ángel Mateos Bernal ha fallecido en la madrugada de este viernes. Mateos, nacido en Villavieja de Yeltes en 1931, hizo del hormigón su material y de él logró sacar piezas impresionantes, algunas que destacaban por el estudio de las líneas arquitectónicas, de las estructuras primarias y otras porque conseguían el efecto contrario logrando que pareciera que el hormigón se derretía. Ángel Mateos logró durante toda su prolífica carrera como escultor que este material más dado a la construcción y a quedar oculto se convirtiera en arte.

Su legado queda recogido en el museo que lleva su nombre y que está ubicado en Doñinos de Salamanca. Durante años, el Museo Ángel Mateos fue conocido como Museo del Hormigón siendo construido en este material siguiendo las indicaciones del escultor y que alberga en su interior la obra del artista. En él se muestra la colección de esculturas que Ángel Mateos realizó a lo largo de tres décadas, desde los años sesenta hasta finales de los años noventa. Una colección con más de 170 obras en hormigón, un patrimonio artístico tan fundamental en el arte moderno como desconocido para el gran público.

Obelisco Villavieja de Yeltes. Angel Mateos
Obelisco Villavieja de Yeltes. Angel Mateos

En Salamanca se pueden ver algunas de sus obras, como el Prisma VII o Bloque cúbico en la Plaza en el Barrio de San Bernardo o el Obelisco o Grito a la libertad en Villavieja de Yeltes. Una de sus obras más llamativas, las esculturas flotantes sobre el Tormes, que desde hace unos años se pueden ver en Morille.

El escultor recibió en 2008 el premio Castilla y León de las Artes con un reconocimiento a la “monumentalidad y el carácter arquitectónico de su escultura”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído