Las fechas del macropuente no permiten el lleno esperado en hoteles

El buen tiempo también ha lastrado al turismo interior ya que ha llevado a los turistas a estaciones de esquí y destinos de playa. "La ocupación hotelera remontó al final pero no cubrió la expectativa fundada porque el histórico siempre ha sido exquisito para los intereses del sector", comenta el presidente de la Asociación de Hostelería de Salamanca, Alain Saldaña

0 Comentarios

Las fechas festivas de esta pasada semana que acaban de finalizar no ha dejado satisfacción plena en el sector hostelero salmantino. Con una ocupación media entre el 70 y el 80% entre ambos fines de semana, ha sido un puente "bastante irregular", según comenta el presidente de la Asociación de Hostelería de Salamanca, Alain Saldaña. "La ocupación hotelera remontó al final pero no cubrió la expectativa fundada porque el histórico siempre ha sido exquisito para los intereses del sector". 

Desde la Asociación, se cree que el que los días festivos, el 6 y el 8, fueran martes y jueves ha provocado un cambio de actitudes en la sociedad en cuanto al turismo. Además, el hecho de que la mayoría de las estaciones de esquí ya estén a pleno rendimiento o una climatología benévola que ha permitido a los turistas poder desplazarse también a destinos de playa. "Pero por encima de todo ha sido tema de fechas. Si nos hubiera cogido viernes, sábado, domingo y lunes hubiéramos hecho un 100%. Históricamente se puede demostrar". 

Esto, de hecho, ya ocurrió en el puente del Pilar, cuya fiesta fue un miércoles, que perjudicó al sector hostelero. Eso sí, en lo que respecta a estos puentes de la Constitución y de la Inmaculada Concepción, Alain Saldaña reconoce que "para ser vísperas de las fiestas, ha estado en unas líneas aceptables". "Ha habido ambiente. Se ha notado gente de fuera pero no de la manera notoria y satisfactoria que han sido puentes al uso. Ha sido una semana normal con sobreocupación normal". 

El presidente de la Asociación de Hostelería de Salamanca, sin embargo, sí se ha mostrado esperanzado con el futuro del sector. "Sigo quejándome de la rentabilidad de la hostelería. Nos cuesta mantenernos en buenos números pero estamos en una línea de crecimiento sostenido y lo más importante es que tenemos una horquilla de tres años muy interesantes de mucha expectativa positiva siempre que no haya una hecatombe importante que pueda desestabilizar". 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído