​Fernando Castaño: “Declarar el toque de queda es poner a toda una sociedad de rodillas en un estado de derecho para evitar botellones”

El concejal cree que los responsables políticos “se están quedando sin gente a la que echar la culpa” y avisa de que este tipo de acciones están consiguiendo fracturar a la sociedad creando a personas “atemorizadas” y a otras “desafectadas y descreídas de las medidas que se toman”

 Fernando castaño
Fernando castaño

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Salamanca, Fernando Castaño, ha comparecido en rueda de prensa para valorar los datos turísticos de la ciudad charra en el mes de septiembre. Pero, aprovechando su presencial, el edil de Ciudadanos también ha valorado la nueva medida que aplicará la Junta de Castilla y León y que consiste en un toque de queda.

Primeramente, Castaño ha recordado que el Grupo Municipal Ciudadanos, que últimamente tiene “un poco el complejo de Pepito Grillo”, ya advirtió de que el confinamiento perimetral de la ciudad era una medida sin mucho sentido, y se ha congratulado porque la Junta vaya a levantarlo con la imposición de dicho toque de queda.

Un toque de queda para el que, eso sí, “no se están teniendo en cuenta todas las circunstancias”, afirmó, recalcando que “declarar el toque de queda es poner a toda una sociedad de rodillas en un estado de derecho para evitar botellones”, si bien a su juicio “no es el camino”. “¿Qué pasa si los jóvenes deciden adelantar sus reuniones a las tres de la tarde?”, se preguntó, insistiendo en que de noche “no se mueve ni un alma”.

Por ello, consideró que esta medida “va dirigida a un sector” y volvió a resaltar que en toda España el aumento de contagios está creciendo considerablemente, por lo que la culpa no puede ser de los estudiantes “y menos en ciudades en las que apenas hay universitarios”.

“Nos estamos quedando sin gente a la que echar la culpa”

Castaño, asimismo, apuntó que desde el comienzo de la desescalada se ha estado culpabilizando “a unos y a otros” hasta llegar a los jóvenes. Sin embargo, el concejal cree que ellos no son los causantes de los aumentos de los contagios, y que ahora son el foco de los ataque como en su día lo fueron los niños o el ocio nocturno.

“Nos estamos quedando sin gente a la que echar la culpa”, añadió, asegurando que con este tipo de medidas y de afirmaciones “estamos consiguiendo dividir a la sociedad” entre los que tienen miedo y los que están “desafectados y descreídos” de las acciones que se deciden emprender.

Igualmente, el concejal de Turismo mostró su deseo de apostar por un plan claro que permita conciliar. “Nosotros hemos sido los primeros en mostrar la preocupación por la situación y por las medidas que se tomaban”, indicó, si bien pidió un estudio que muestre el impacto de las medidas, especialmente el psicológico, ya que no se puede ir hacia un segundo confinamiento “con el daño que eso produciría”.

“Nadie ha podido ver cuál es la evolución natural de la pandemia sin restricciones”

El concejal del Ayuntamiento recordó que se le linchó públicamente cuando en mayo dijo que “no se podía decir que el confinamiento salvara vidas, sino que evitaba muertes”. Pero volvió a repetir dicha afirmación y, además, añadió que “nadie ha podido ver cuál es la evolución natural de la pandemia sin restricciones” y que la enfermedad y los contagios, sin medida alguna, subirían hasta un punto determinado “en el que la curva se aplanaría naturalmente”. Así, reclamó saber cuál sería ese punto y “cuánto nos costaría en vidas y, a partir de ahí, tomar medidas”.

Porque, a su juicio “no se pueden tomar medidas basadas en la culpabilidad y las prisas”, poniendo como ejemplo los países que no han puesto restricciones, ya que si no nos encaminamos hacia una crisis económica “que puede generar un problema aún mayor”.

“Hay que tener la valentía de decir este discurso públicamente, porque vas contracorriente”

Fernando Castaño aseguró que hay muchos compañeros del Ayuntamiento, de varios partidos, que tienen “un discurso parecido”. Sin embargo, consideró que “hay que tener la valentía de decirlo públicamente, porque vas contracorriente”, señalando que es muy fácil alarmar con un problema que afecta a nuestros mayores pero es más difícil criticar las cosas que se hacen mal.

“Yo tengo una historia antes de venir al Ayuntamiento, y si no digo lo que tengo que decir, falto a la verdad. Y si me equivoco, ¿qué problema hay? ¡Si lo normal es equivocarse!”, prosiguió, lamentando que no se acepte una discusión del discurso en plena crisis y citando a Les Luthiers: “Como decían, sólo hay dos tipos de opiniones: las equivocadas y la nuestra”.

“¿Me equivocaba cuando defendí al ocio nocturno”?

El concejal de Turismo también salió en defensa del ocio nocturno, preguntando que si se equivocaba cuando, en los meses de verano, aseguró que no debía cerrarse ya que eso aumentaría la cantidad de contagios cuya procedencia era desconocida. “Se cerró por vídeos o fotos sin tener en cuenta las implicaciones. Se buscaron culpables”, apostilló.

Por ello, resaltó que con un toque de queda se va a perjudicar a las personas que salgan a las nueve de la noche de trabajar para evitar un botellón que, según cree, se va a seguir celebrando. Además, se cuestionó si los jóvenes son un grupo de riesgo y si los universitarios que vengan de fuera de Salamanca, estando aquí, van a contagiar a sus mayores. “Que, ojo, puede ser verdad. ¿Pero se ha hecho un estudio?”, finalizó.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído