La fibra de los cereales, pero no la de frutas y verduras, está relacionada con menor inflamación

El estudio ha confirmado las asociaciones observadas anteriormente entre la fibra dietética y la ECV y amplió esas investigaciones para incluir la fuente de la fibra, la relación de la fibra con múltiples marcadores inflamatorios, y para probar si la inflamación mediaba la relación entre la fibra dietética

EP

0 Comentarios

Comiendo fibra. EP
Comiendo fibra. EP

Investigadores de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) han analizado si la ingesta de fibra dietética está asociada a una disminución de la inflamación en los mayores y si la fibra estaba inversamente relacionada con la enfermedad cardiovascular (ECV).

Los resultados, publicados en la revista científica 'JAMA Network Open', han mostrado que la fibra total, y más concretamente la fibra de los cereales, pero no la fibra de las frutas o las verduras, está asociada sistemáticamente a una menor inflamación y a una menor incidencia de ECV.

La investigación incluye datos de una cohorte prospectiva amplia y bien caracterizada de personas mayores, con datos detallados sobre la ingesta dietética, la inflamación y la incidencia de ECV.

Así, el estudio ha confirmado las asociaciones observadas anteriormente entre la fibra dietética y la ECV y amplió esas investigaciones para incluir la fuente de la fibra, la relación de la fibra con múltiples marcadores inflamatorios, y para probar si la inflamación mediaba la relación entre la fibra dietética y la ECV.

De los 4.125 adultos inscritos en el Estudio de Salud Cardiovascular de 1989 a 1990, los participantes recibieron un cuestionario de frecuencia de alimentos que se administró a los que no tenían una ECV prevalente en el momento de la inscripción y luego se realizaron visitas de seguimiento para el desarrollo de ECV (accidente cerebrovascular, infarto de miocardio y muerte cardiovascular aterosclerótica) hasta junio de 2015. Las muestras de sangre se evaluaron para los marcadores de inflamación.

"Una mayor ingesta de fibra dietética se asocia con un menor riesgo de ECV. Una hipótesis común ha sido que una mayor ingesta de fibra reduce la inflamación, lo que posteriormente conduce a un menor riesgo de ECV". Con los resultados de este estudio, ahora sabemos que un tipo concreto de fibra dietética -la fibra de los cereales-, pero no la fibra de las frutas o las verduras, se asocia a una menor inflamación", explica uno de los autores, Rupak Shivakoti.

Aunque hay datos que sugieren que la fibra en general podría tener efectos antiinflamatorios al mejorar la función intestinal, modificar la dieta y la saciedad (por ejemplo, reducir la ingesta de grasas y energía total) y mejorar el metabolismo de los lípidos y el perfil de la glucosa, no está claro por qué la fibra de los cereales, pero no la de las verduras o las frutas, se asocia a una menor inflamación, lo que justifica una mayor investigación.

Además, los investigadores señalan que no está claro si la fibra de los cereales per se u otros nutrientes de los alimentos ricos en fibra de los cereales son los que impulsan las relaciones observadas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído