Los ex diputados y ex senadores cobrarán una indemnización única, derivada de la disolución de las Cortes, de aproximadamente 8.200 euros, y aquellos que dejen definitivamente el Parlamento porque no se presenten a las elecciones del 20-N, o no salgan elegidos, percibirán otra paga temporal de 2.800 euros al mes. Por ahora, los únicos ex diputados que reciben esta mensualidad de 2.813 euros son el ex ministro del PP Ángel Acebes y el diputado de este partido Francisco Antonio González, según recoge la información publicada en la web del Congreso.

El régimen de retribuciones para los diputados cesantes prevé una cantidad denominada "indemnización de transición", cuya cuantía se determina por la suma de las prestaciones que recibían hasta ahora, calculada sobre los 53 días que hay entre la disolución del Parlamento y la víspera de las elecciones generales. De esta manera, se fija este finiquito mínimo que reciben todos los parlamentarios, salvo aquellos que siguen siéndolo hasta la constitución de las nuevas Cámaras porque son miembros de las Diputaciones Permanentes del Congreso o el Senado. Se toma como referencia la denominada "asignación constitucional", o "salario base" de diputados y senadores, que asciende a 2.813 euros mensuales; a ella se suman los 1.823 euros de los elegidos por circunscripciones de fuera de Madrid.

Los de Madrid tienen un complemento menor, de 870 euros, y por ello la indemnización mínima que van a percibir bajará a los 6.500 euros. Como la normativa establece el cálculo de esta paga única a partir de "todos los conceptos retributivos" del parlamentario, su monto aumentará en función de que esté recibiendo otros complementos, como los presidentes o vicepresidentes de Comisión, miembros de Mesa o portavoces. La reducción que ha experimentando el salario de los diputados y senadores en las últimas legislaturas hace que el "finiquito" de los parlamentarios de la IX Legislatura vaya a ser menor que el que tuvieron los de la precedente. 

Pero además de esta cantidad, a los ex diputados y ex senadores que dejan definitivamente el Parlamento les espera otra paga, en este caso mensual, denominada "indemnización por cese", que recibirán como máximo a lo largo de dos años por un importe total medio que en su día se calculó en torno a los 23.000 euros. Este dinero es el que van a recibir aquellos que van a dejar la vida política o no han tenido hueco en las listas de sus partidos. Así ocurre con el propio presidente del Congreso, José Bono, el diputado socialista Jesús Cuadrado, el portavoz de ERC, Joan Ridao, o la diputada del PP Soledad Becerril, entre otros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído