​Las funerarias, colapsadas ante las muertes por el coronavirus

A todas las muertes contabilizadas por la Junta de Castilla y León, y que en la provincia ya ascienden a 70, hay que sumarles todas aquellas que tienen lugar en los domicilios particulares o incluso en el propio Complejo Asistencial pero a las que no se les realiza la prueba del Covid-19

 ataúd ataúdes
ataúd ataúdes

Pese a que no se pueden realizar ni velatorios ni entierros -prohibidos por ley, así como las autopsias- mientras dure la crisis del coronavirus, las funerarias siguen trabajando para dar sepultura o incinerar a todas las personas que están falleciendo estos días.

Un gran número de personas ya que, a todas las muertes contabilizadas por la Junta de Castilla y León, y que en la provincia de Salamanca ya ascienden a 70, hay que sumarles todas aquellas que tienen lugar en los domicilios particulares o incluso en el propio Complejo Asistencial Universitario pero a las que no se les realiza la prueba del Covid-19.

Esto ha provocado un colapsamiento entre las distintas empresas funerarias y, si bien no se ha llegado al punto de Madrid, donde se ha habilitado el Palacio de Hielo como morgue al estar todas las cámaras frigoríficas completas, sí que se han llegado a producir pequeñas paralizaciones en los hornos crematorios, teniendo que ser trasladados algunos cuerpos a otros puntos de la provincia al no poder incinerarse en la propia ciudad de Salamanca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído