El garaje solidario de Salamanca: Desinfección y descontaminación gratuitas para los vehículos que luchan contra el coronavirus

Cien coches han pasado por este local desde el lunes.

 Garaje Guru (2)
Garaje Guru (2)

Hay que permanecer en casa y lavarse las manos con frecuencia. Además, se ha de evitar tocar superficies. Estas son las principales recomendaciones para evitar contagios por coronavirus.

¿Pero qué ocurre cuando se trabaja en la calle y se entra en contacto con elementos de un coche? El riesgo de contraer el Covid-19 aumenta.

Para paliarlo y ayudar en su tarea a quienes luchan en primera línea por hacer respetar el estado de alarma y facilitar la vida de los salmantinos, el propietario de un garaje de lavado ha reconvertido su local en un espacio solidario que desinfecta y descontamina gratuitamente los automóviles de la Guardia Civil y la Policía Nacional, además de los taxis y, si así lo desean, los medios de automoción de los servicios sanitarios.

“Soy autónomo, llevo sin facturar desde el 10 de marzo y, durante la cuarentena, iba a tener el local cerrado, por lo que se me ocurrió abrirlo exclusivamente para prestar este servicio a quienes nos están ayudando a vencer al coronavirus. Hay que tener conciencia social con lo que está pasando. El que pueda aportar algo, que lo haga; el que no, que respete las normas y permanezca en casa”, cuenta Raúl San Segundo, propietario de Guru Garage, a SALAMANCA24HORAS.

Desde el lunes, día en el que comenzaba esta iniciativa, cien coches han pasado ya por los dos cañones de ozono (uno donado a la causa por una empresa de jamones y embutidos) disponibles. El grande tarda 7 minutos en terminar la tarea y el pequeño, 20.

El garaje abre de lunes a viernes de 9 a 14 y de 16 a 20 horas. También lo hace los sábados de 10 a 14 horas, por lo que el fluir de automóviles es continuo: “Se forman colas. Lo ideal es pasar por la máquina cada uno o dos servicios, pues al entrar gente en los vehículos, compartirlos y estar continuamente en la calle, pueden contaminarse”, detalla San Segundo.

Raúl lleva un año con el negocio en marcha y piensa que la crisis económica iniciada por el Covid-19 le afectará, pero estas jornadas de trabajo altruista le hacen sonreír: “Lo fácil era quedarse en casa jugando a la videoconsola. He preferido aportar mi granito de arena y que quienes nos están defendiendo circulen más seguros. Los taxistas y agentes me comentan que esto contribuye a aumentar su motivación esta semana. El oficio durante esta cuarentena no está retribuido, pero esas palabras se agradecen”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído