Las gasolineras de Salamanca enfrentan un momento crítico: “Tenemos que adelantar los 20 céntimos y no sabemos cuándo los cobraremos”

Antonio García Santos, propietario y administrador de cuatro gasolineras de la provincia, se disculpa por el problema informático que impide cobrar a los clientes aunque explica que “no es un error nuestro”

Gasolineras cerradas por una caída del sistema en el primer día de la bonificación en los carburantes. Foto: S24H
Gasolineras cerradas por una caída del sistema en el primer día de la bonificación en los carburantes. Foto: S24H

Muchas estaciones de servicio de la provincia de Salamanca han paralizado completamente la labor de repostaje este viernes, 1 de abril, día en que comenzaba a aplicarse el descuento de 20 céntimos por litro en los carburantes. ¿El problema? La caída del sistema informático de cobro. Antonio García Santos, propietario y administrador de grupo Eco Alhandiga (gasolinera de Calvarrasa de Abajo, de la avenida de Mirat en Salamanca, de Sancti-Spiritus y de Mercado de Ganados) explica las dificultades a las que se enfrentan con la medida tomada por el Gobierno de España.

García Santos califica de “agujero económico” para las estaciones de servicio la bonificación de 20 céntimos por litro de carburante, que asciende al final del día a una aproximación de 1.000 euros por gasolinera. Según explica el empresario, “tenemos que adelantar ese dinero pero no sabemos fecha fija de reembolso por parte del Gobierno, lo que nos hace sospechar que tardaremos en verlo”. El mayor temor, por tanto, es que “muchos vamos a sufrir una asfixia terrible y nos va a llevar a que tengamos que cerrar porque no vamos a poder pagar ni a trabajadores y a proveedores”.

El Gobierno de España ha tomado esta medida para hacer frente a la subida en el precio del carburante como consecuencia de la guerra en Ucrania. No obstante, como reclama García Santos, “no se ha pensado en el sector, que viene muy machacado de atrás”. Durante la pandemia, reclama, no recibieron ninguna ayuda por parte del Estado y permanecieron abiertas todas las estaciones sin apenas llevar a cabo ningún ERTE “a pesar de que la facturación en algunos casos no llegó a ser ni del 10% de un mes normal”.

Gasolineras cerradas por una caída del sistema en el primer día de la bonificación en los carburantes. Foto: S24H

Caída del sistema informático

La mañana de este viernes ha comenzado en las cuatro estaciones de servicio del Grupo Eco. Alhandiga con “unas colas inmensas”. Numerosos clientes estaban esperando para aprovechar la bonificación y llenar su depósito, pero el sistema informático se ha caído en plena jornada. “No se puede modificar el sistema en tiempo récord. No ha dado tiempo a comprobar posibles fallos y se ha colapsado”, explica García Santos. “Nos hemos visto obligados a decir a los clientes que no podían repostar porque no podemos cobrarlos”, se lamenta.

Durante la tarde se sigue trabajando en el error, pero “son ventas que ya no se recuperar. Nos duelen las pérdidas económicas", sentencia, y al mismo tiempo matiza que "hoy para mi es un día terrible porque las ventas que se estaban realizando esta mañana eran grandísimas. Las cuatro gasolineras estaban con colas de gente". 

Este es el principal motivo por el que este propietario insiste en las disculpas: "Quiero disculparme por parte del Grupo Eco. Alhandiga, de estaciones de servicio, de parte de todos mis compañeros de profesión por los retrasos que hemos tenido con algunos clientes". 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído