Esta es una de las enfermedades más habituales contraídas por los bebés

Normalmente, es contagiada por animales domésticos como los gatos y las personas que lo sufren pueden no manifestar síntomas, a pesar de que hay algunas excepciones

Gatos y bebés | Foto: Infosalus
Gatos y bebés | Foto: Infosalus

Normalmente, tener animales domésticos siempre resulta ser seguro. Pese a ello, existen algunos riesgos por los que sí que es importante que las familias que conviven con ellos en casa cumplan las indicaciones sanitarias y veterinarias que se les recomienda cuando los adquieren o adoptan. De lo contrario, podrían darse casos en los que se podrían contagiar enfermedades en el ámbito familiar como ocurre con una enfermedad que, cada vez, es más habitual en los bebés: la toxoplasmosis.

La toxoplasmosis, una infección por el parásito Toxoplasma gondii, puede contraerse principalmente por exposición a las heces de gato infectadas, por comer carne mal cocida o por la transmisión de madre a hijo durante el embarazo. Según los expertos sanitarios, las personas infectadas por toxoplasmosis no llegan a percibir nada o, en todo caso, presentan algún síntoma leve. Sin embargo, en algunas excepciones, personas con el sistema inmune debilitado o bebés que la adquieren durante la gestación, sí que llegan a sufrir algunos graves como los relacionados con la gripe. Algunos de ellos, tal y como publica el periódico digital 20minutos.es, son la mialgia, la fiebre, la cefalea o la inflamación de los ganglios linfáticos, llegando a provocar desorientación, pérdida de coordinación (ataxia), convulsiones, visión borrosa y problemas pulmonares similares a los que ocasiona la tuberculosis. En los casos más extremos, este cuadro de síntomas puede derivar en algunas complicaciones como la encefalitis y la muerte.

En el caso de los bebés, cabe destacar que la enfermedad no se manifiesta al nacer y que, en cambio, desarrollan complicaciones durante el crecimiento como pérdidas auditivas o visuales o discapacidad intelectual grave. Respecto a su tratamiento, hay que señalar que, en los casos más leves, se pueden administrar medicamentos como la pirimetamina o la sulfadiazina, que actúan como antiparasitarios.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído