El Gobierno dejará a las comunidades autónomas la decisión sobre el pago retroactivo del bono al alquiler

El Gobierno destinará 200 millones de euros para este bono a lo largo de 2022

EP

5 Comentarios

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez (i), y la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez, a su llegada a una comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros en Moncloa, a 18 de
La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez (i), y la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez, a su llegada a una comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros en Moncloa, a 18 de

El Gobierno delegará en las comunidades autónomas la decisión sobre cómo efectuar a los jóvenes de entre 18 y 35 años el pago reatroactivo del bono al alquiler de 250 euros mensuales, aprobado este martes en el Consejo de Ministros, según han señalado fuentes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma).

La ministra del ramo, Raquel Sánchez, ha anunciado este martes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que el pago del bono joven al alquiler tendrá efecto retroactivo desde el 1 de enero. Sin embargo, el plazo para poder solicitarlo se demorará todavía unos meses, ya que antes de que se abran las convocatorias, su cartera y las comunidades autónomas tendrán que consensuar criterios en la Conferencia Intersectorial.

Ese tiempo hará que se incremente el número de meses sin recibir el cobro mensual de esos 250 euros. Ante esta situación, serán las comunidades autónomas las que tendrán que decidir cómo abonan ese monto a los beneficiarios de esta ayuda, ya que el Gobierno se limita a fijar la cuantía del bono.

Por el momento, el Ministerio desconoce cuándo se realizará la Conferencia Intersectorial con todas las comunidades autónomas y las dos ciudades autónomas, aunque fuentes de la cartera confían en que se reúna "con rapidez".

El Gobierno destinará 200 millones de euros para este bono a lo largo de 2022, como recogen los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año, y prevé el mismo monto para el siguiente ejercicio. Sánchez estima que unos 70.000 jóvenes de entre 18 y 35 años se beneficien del bono.

Los requisitos para solicitar el bono joven al alquiler, además de la edad, obligan a contar con un contrato de alquiler y un contrato laboral cuyos ingresos no superen en tres veces el IPREM, de 24.318 euros anuales.

Los solicitantes de la ayuda pueden ser tanto arrendatarios de un piso como de una habitación. En el caso de los pisos, la renta mensual del alquiler no podrá superar los 600 euros, aunque el Real Decreto-Ley contempla supuestos que eleven ese monto hasta los 900 euros, sobre todo en zonas tensionadas. Esa decisión dependerá de la comisión bilateral entre el Ministerio de Transportes y la comunidad autónoma en cuestión.

No obstante, el Ministerio también abre la puerta a sobrepasar esos 900 euros máximos "en casos concretos específicos" en los que las "circunstancias se acrediten".

Para las habitaciones, la renta será de 300 euros, con la posibilidad de incluir en la solicitud a aquellos que paguen hasta 450 euros por cuarto en zonas tensionadas. Este supuesto dependerá también del Ministerio y la comunidad autónoma.

En los casos en los que el alquiler se sitúe por debajo de la ayuda del bono, el máximo de la ayuda estará fijado por la renta mensual del arrendamiento. Por tanto, si un joven paga un alquiler de 200 euros y recibe el bono, solo cobrará los 200 euros de su alquiler y no los 250 euros que contempla la ayuda.

Disponible también para estudiantes foráneos

Fuentes del Departamento apuntan que el bono también estará disponible para "estudiantes de otras latitudes", sin necesidad de presentar permiso de residencia y bastará solo con que acredite motivos estudiantiles o laborales.

Además, el bono joven al alquiler es compatible con otras ayudas del Plan Estatal de Vivienda 2022-2025.

Descarta que provoque una subida de precios en los alquileres

Una de las principales críticas a esta ayuda es que pueda provocar una subida en los precios de los alquileres, al entender que los caseros fijarán la renta contando ya con la posibilidad de que el inquilino opte a ese bono.

Sin embargo, desde la cartera que encabeza Raquel Sánchez descartan que esto vaya a ocurrir y recuerdan que los anteriores planes estatales de Vivienda también contemplaban algún tipo de ayuda. "No ha sido un elemento que haya provocado inflación, al contrario", apuntan fuentes del Ministerio.

Además, argumentan que el casero desconoce si su inquilino cumple con los requisitos para optar al bono o si puede ser beneficiario. De hecho, insisten en que para poder pedir el bono al alquiler primero se necesita un contrato de alquiler.

Por el contrario, el Ministerio defiende que esta ayuda "genera control" y sostiene que el Real Decreto-Ley establece mecanismos para hacer un seguimiento sobre el gasto adecuado de estas ayudas. De esta forma, se garantizará que el inquilino emplea el bono para el pago de su renta.

Movilidad de ayudas

Transportes también quiere que exista movilidad de estas ayudas entre las comunidades autónomas para que el receptor del bono se pueda seguir beneficiando en caso de que por motivos laborales tenga que mudarse a otra comunidad.

No obstante, esto es solo una propuesta del Ministerio para propiciar y facilitar la movilidad laboral, que consideran "un elemento fundamental".

"Hemos previsto proponer que se produzca esa movilidad laboral y puedan trasladarse ayudas entre comunidades autónomas", aseguran fuentes del Ministerio, aunque sin profundizar todavía en cómo serán esos mecanismos de conexión de ayudas entre regiones.

El Real Decreto-Ley que regula el bono joven al alquiler se publicará este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Aunque ese Real Decreto-Ley es el mismo que recoge el Plan Estatal de Vivienda 2022-2025, el Ministerio aclara que el bono no está dentro del Plan.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído