La hemorragia de Salamanca no encuentra cura ni en el incremento de la inmigración: pierde 25.648 habitantes en solo diez años

A pesar del aumento de personas extranjeras viviendo en 2021, Salamanca es la segunda provincia de la Comunidad con mayor pérdida de habitantes. Las provincias de la antigua región leonesa son las tres que más población han perdido en la última década

La herida poblacional que tiene abierta Castilla y León es difícil de cerrar. En los últimos diez años todas las provincias de la Comunidad vienen protagonizando un descenso sustancial de su población. Sin embargo, ninguna caída poblacional es tan prolongada como la que protagonizan las tres provincias que forman parte de la antigua región leonesa.

Salamanca, León y Zamora se desangran, demográficamente hablando, a pasos agigantados. En 2021 la provincia salmantina es la segunda que más número de personas censadas ha perdido, por detrás de León. Son 1.907 censados menos que en 2020, año en el que en la provincia se quedaba en 329.245.

La brecha es todavía más significativa y alarmante si se echa la vista atrás diez años antes. En 2011 Salamanca contaba con 352.986 personas censadas, lo que supone 25.648 personas más de las que hay actualmente; siendo 2013 el año que la pérdida fue más abultada.

Población salamanca desde 2011 a 2021
Población censada en Salamanca desde 2011 a 2021

Estas cifras son similares en las otras dos provincias que forman parte de la antigua región leonesa. León ha perdido 46.093 personas en los últimos diez años, mientras que Zamora cuenta con 24.658 habitantes menos que en 2011, siendo la provincia con mayor porcentaje de pérdida de población.

La brecha entre hombres y mujeres se hace más grande

La provincia salmantina sigue siendo mayoritariamente femenina. De hecho, la diferencia entre el número de hombres y mujeres es más grande que en 2011. Actualmente hay censadas 168.464 mujeres y 158.874 hombres, una diferencia entre ambos géneros de 9.590, cuando en 2011 había 7.818 mujeres más que hombres.

En cuanto a franjas de población, las edades entre 55 y 59 años es la que más ha crecido (26.500 salmantinos), adelantando a la de 50 a 54 (25.879). Es decir, la mayoría de salmantinos tenían en 2021 entre 55 y 59 años.

Otra franja de edad que ha visto incrementada su número de habitantes en la provincia ha sido de 60 a 64 años.

Por otro lado, hay 271 personas censadas en Salamanca que tienen 100 años o más.

La inmigración de América no sirve para curar la herida

Salamanca ha visto en la última década como ha cambiado el número de personas censadas de origen extranjero. En 2011 había 17.669 personas extranjeras censadas en la provincia, pero esa cifra fue descendiendo a pasos agigantados hasta 2017, fijándose en 11.752.

Sin embargo, a partir de 2018 la curva de extranjeros en Salamanca ha vuelto a crecer, pero sigue sin recuperarse las cifras de 2011. Hay 15.269 personas de origen extranjero censadas en la provincia, siendo la gran mayoría ciudadanos del continente americano (6.423).

Este incremento no sirve para frenar la constante caída de población en la provincia de Salamanca. Es la segunda de la Comunidad que mayor número de habitantes pierde, solo por detrás de León.  De hecho, provincias como Segovia o Ávila han incrementado el número de censados respecto al año anterior.

Así, los datos de población publicados este lunes por el INE han vuelto a dar un varapalo a la provincia salmantina que continúa quedándose sin población a pasos agigantados. El término ‘España Vaciada’ está muy de moda en boca de los políticos, pero el tiempo apremia y de seguir este ritmo de pérdida poblacional, quizá pronto lo de vaciada dejará de ser una moda para convertirse en una realidad.  

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído