La hermana de una mujer fallecida por cáncer en Burgos entrega 140.000 firmas para pedir la vuelta de las consultas presenciales a Castilla y León

Lydia perdió a su hermana Sonia el pasado 13 de agosto, después de que fuera atendida por teléfono durante meses, lo que explica que solo le detectaran el cáncer de colon con metástasis que padecía cuatro semanas antes de morir

14 Comentarios

 La hermana de una mujer fallecida por cáncer en Burgos, Lydia Sainz Maza, acompañada por su marido, entrega 140.000 firmas recogidas a través de la plataforma Change.org para pedir la vuelta de las
La hermana de una mujer fallecida por cáncer en Burgos, Lydia Sainz Maza, acompañada por su marido, entrega 140.000 firmas recogidas a través de la plataforma Change.org para pedir la vuelta de las

Lydia Sainz-Maza ha hecho entrega este jueves, 19 de noviembre, de las más de 140.000 firmas que ha recogido de forma online para pedir la reanudación urgente de las consultas presenciales.

Lydia perdió a su hermana Sonia el pasado 13 de agosto, después de que fuera atendida por teléfono durante meses, lo que explica que solo le detectaran el cáncer de colon con metástasis que padecía cuatro semanas antes de morir. “Durante tres meses a mi hermana no se la exploró ni una sola vez. Tres meses en los que pese a los sospechosos síntomas que declaraba (llamativa pérdida de peso, color de piel amarillento, no soportaba una pastilla en el estómago...) nadie se planteó hacerle una mísera analítica hasta que ella la exigió, cuando su debilidad era ya extrema. Sobre el papel a mi hermana la mató el cáncer, pero yo siento que la mató más la excusa del Covid”, explicó Lydia en la petición que puso en marcha el 18 de octubre en la plataforma Change.org, con la que ha recogido las firmas.

Los destinatarios de la petición de Lydia son tanto la Junta de Castilla y León como el resto de administraciones autonómicas de España, y también el Ministerio de Sanidad, en tanto en cuanto pueda intervenir aún siendo la Sanidad una competencia de las autonomías.

“Hay que eliminar de inmediato las consultas telefónicas como modalidad por defecto, limitándolas a situaciones muy concretas, porque por teléfono no se cura”, explicó Lydia. Con la entrega de firmas quiere “que su voz y la de miles de pacientes sea escuchada y que se acaben las excusas, porque el COVID no lo justifica todo. Existen otras patologías y no se pueden aparcar”, añadió.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído