Los operarios municipales no han dejado de trabajar desde que el pasado viernes, 8 de enero, comenzaron a caer los primeros copos de nieve sobre la ciudad de Salamanca. Sin embargo, y pese a su labor, dicha nieve ha dado el paso a grandes placas de hielo se han formado, especialmente, en las aceras.

Estas placas de hielo son el gran riesgo para los peatones, ya que muchas veces son imperceptibles, especialmente para los mayores, y sin embargo pueden provocar caídas que acaben con los ciudadanos recibiendo atención médica.

Pese a que con el fin de las precipitaciones y los días soleados que se están viviendo desde que acabó la tormenta causada por ‘Filomena’, las bajas temperaturas que también sufre la ciudad de Salamanca (con no más de cuatro grados centígrados de máxima este lunes) están provocando que dichas placas no desaparezcan.

Jardines nevados
Jardines nevados

Así, uno de los mejores ejemplos se puede ver en la plaza de los Bandos, lugar no muy transitado por peatones estos días de atrás y que, por ende, no ha sufrido el deshielo más allá de la zona por donde han operado los trabajadores municipales para facilitar el paso. De hecho, se ha colocado dos cintas para evitar el paso de personas a estas zonas.

Nieve y hielo en la plaza de los Bandos
Nieve y hielo en la plaza de los Bandos

En los próximos días, además del trabajo continuado de los operarios municipales, el ligero aumento de las temperaturas por las mañanas podría facilitar la desaparición de estas placas de hielo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído