El Hospital espera los días más duros de la epidemia de bronquiolitis entre Nochebuena y Reyes

En 2016, el Hospital registró 204 casos, mientras que en 2017 fueron 154.

1 Comentarios

 Bronquiolitis
Bronquiolitis

La bronquiolitis es una infección de las pequeñas vías respiratorias (bronquiolos) que se encuentran en los pulmones. Casi siempre, causadas por un virus.

Aunque existen casos aislados a lo largo de todo el año, lo habitual es que se den una o dos epidemias de bronquiolitis durante los meses fríos, de noviembre a marzo. En estos casos, el responsable es el Virus Respiratorio Sincitial (VRS). Afecta especialmente a los menores de 2 años. Cada año, alrededor de uno de cada tres lactantes menores de un año tienen bronquiolitis. El pico principal se produce entre los 2 y 6 meses de edad.

El contagio se produce a través de la mucosidad o la saliva de una persona infectada. Y se propaga fácilmente en el seno de la familia, en las guarderías y en las salas de los hospitales o centros sanitarios. También ocasionan la bronquiolitis otros virus como, el de la gripe, el parainfluenza o el adenovirus.

El Complejo Asistencial de Salamanca espera que los días más duros del repunte de bronquiolitis se desarrolle entre la Nochebuena y Reyes, ya que en Madrid el repunte ya es intenso y a Salamanca suele llegar "un par de semanas después". En 2016, el Hospital registró 204 casos, mientras que en 2017 fueron 154.

Bronquiolitis grave

Según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, la edad es un factor muy importante con la bronquiolitis. Así, los lactantes menores de 3 meses y los que nacieron prematuros tienen más riesgo de tener una bronquiolitis grave o de precisar tratamiento en hospital; probablemente porque sus vías aéreas son más pequeñas.

Síntomas

Los síntomas varían mucho. Suele comenzar como un resfriado, con moco nasal, tos leve y, en ocasiones, fiebre. Después de 24 o 48 horas, la tos empeora y el niño tiene una respiración agitada. Algunos de ellos pueden tener dificultad para respirar. 

En niños mayores y jóvenes la infección por el VRS produce sólo un resfriado.

El curso natural de la bronquiolitis puede durar entre 7 y 10 días. Pero es entre el segundo y tercer día cuando puede darse un empeoramiento. Es importante que padres y cuidadores sepan reconocer los signos y síntomas de dificultad respiratoria que les debe alertar para adelantar la cita con su pediatra o acudir a un centro sanitario.

Prevención

La medida más útil para prevenir el contagio es asegurarse que las personas que cuidan al bebé se lavan las manos con frecuencia, tanto antes como después de cogerlo o tocar sus cosas, como el chupete, el biberón o los juguetes. 

Los especialistas consideran que no se debe llevar al niño a la guardería en época epidémica. Sobre todo, si es muy pequeño (menor de 3 meses) o nació prematuro. También es relevante evitar el contacto cercano con hermanos o niños mayores con síntomas de resfriado en épocas de epidemia de bronquiolitis. 

Es importante evitar las salas de espera de los centros sanitarios ni acudir a las urgencias de los hospitales por enfermedade leves o banales. La exposición al humo del tabaco es un factor agravante de la bronquiolitis.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído