​El hospital de Salamanca cuenta con uno de los mejores Servicios de Cardiología de todo el país

Tanto por profesionales como por tecnología, el del Complejo Asistencial Universitario está entre los servicios más avanzados de todo el país. Además, se espera que con la construcción del nuevo hospital se pueda dar un paso más y alcanzar un mayor nivel

El robot Da Vinci del Hospital de Salamanca
El robot Da Vinci del Hospital de Salamanca

El doctor Javier Rodríguez Collado, del Servicio de Cardiología del Complejo Asistencial Universitario, explica a SALAMANCA24HORAS que en los últimos años se ha dado un incremento “muy importante” de los pacientes cardiológicos.

Pero no es que toda la población sufra del corazón, sino que “es una enfermedad asociada a la longevidad de las personas”, que cada vez es mayor, y también “asociada al desarrollo económico y cultural”. Es decir, “la gente va más al médico, consulta las enfermedades y entiende que, aunque tenga más de 80 años, necesita ser atendida en un hospital”.

Respecto al número de intervenciones que se realizan en el hospital de Salamanca, el doctor Rodríguez Collado detalla que se hacen cerca de 2.500 cateterismos al año, más de 1.000 angioplastias (reparaciones de las arterias coronarias) y se realizan más de 400 cirugías a corazón abierto.

La mayoría de pacientes son mayores, aunque las enfermedades cardiovasculares que atienden son diferentes. Así, también acuden jóvenes con patologías “congénitas, hereditarias, que siempre han sido las mismas pero ahora diagnosticamos más, porque tenemos métodos de mayor precisión”, aclara el cardiólogo, destacando ese aumento de la capacidad de diagnóstico gracias a las nuevas tecnologías.

Entre los servicios cardiológicos mejor dotados del país

Una de las cosas que pone en valor el doctor Rodríguez Collado es que el de Salamanca sea, probablemente, “uno de los servicios mejor dotados del país”, ya que en los últimos tres años “el Servicio de Cardiología ha conseguido dotarse de medios tecnológicos muy avanzados”.

Así, aunque “no nos falte ninguna tecnología de las que hay en España”, eso no impide que tengan previsto “mejorar lo que tenemos, adaptando los equipos a medida que vayan saliendo nuevas versiones o modelos que mejoren lo que tenemos”. Algo que posiblemente se alcance con la construcción del nuevo hospital donde, por ejemplo, se cambiará la sala más antigua de hemodinámica de las dos que se poseen actualmente.

Pero, como recalca el cardiólogo, “en técnicas, o en tecnología en sí, estamos contentos, porque tenemos uno de los servicios más tecnificados del país.

La medicina que trata las cardiopatías ha avanzado “muchísimo” en los últimos 25 años

Toda esa nueva tecnología ha hecho que la medicina que trata las cardiopatías haya avanzado “muchísimo” en los últimos 25 años, explica el doctor Rodríguez Collado, quien asegura que “los métodos de tratamiento de enfermedades cardiovasculares han dado un vuelco total”.

Entre las enfermedades coronarias, como recuerda el cardiólogo, la más frecuente es el infarto o la angina de pecho. Pues bien, “hace 20 años, el 90% de las operaciones que las resolvían se realizaban a corazón abierto, mientras que ahora es al revés y el 90% de los pacientes se resuelven mediante un catéter que se introduce por el brazo, y sólo el 10% es intervenido”.

Este avance “se ha logrado gracias al desarrollo tecnológico y que al llegar al corazón para reparar las estructuras se puede hacer sin cirugía”, afirma Rodríguez Collado, quien cree que “esa es la línea general hacia la que va toda la medicina, hacia lo mínimamente invasivo y a resolver el problema con la agresión más pequeña”.

Según la opinión del cardiólogo charro, el siguiente cambio cualitativo “nos lo dará la imagen”, que en medicina “es un grandísimo desarrollo” puesto que ha mejorado “la resonancia cardiaca, los TAC, en las construcciones tridimensionales de imágenes, en la configuración de modelos tridimensionales de cada paciente para, así adoptar los diseños de los dispositivos de manera específica" y otras muchas mejoras.

Además, el próximo paso “será la robotización”, sentencia. “En algunas otras disciplinas ya hay, mientras que en el hospital hemos adquirido una, el ‘Da Vinci’”, matiza. Y es que hoy en día “las técnicas son manuales, y el cardiólogo o cirujano implantar el catéter o intervienen de forma manual; dentro de unos años será dar información a una máquina, a un robot, y el robot con esa información será quien lleve el dispositivo al corazón, a través de las venas o las arterias, y lo coloque”, matiza.

Javier Rodríguez termina aclarando que “ese es el futuro inmediato, mejorando las técnicas de imagen y ver desde fuera lo que pasa dentro”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído