El Hospital de Salamanca trata en menos de un año cuatro de los ocho casos de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo registrados en España desde 2016

Tres de los casos fueron notificados en junio, julio y agosto de 2020 y el más reciente, este lunes, en hombres residentes en zonas rurales del sur de la provincia; en España, se habían registrado otros cuatro hasta 2019

El Hospital de Salamanca trata en menos de un año cuatro de los ocho casos de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo registrados en España desde 2016
El Hospital de Salamanca trata en menos de un año cuatro de los ocho casos de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo registrados en España desde 2016

Castilla y León notificó el pasado año -en junio, julio y agosto- tres casos confirmados de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC) en tres hombres residentes en zonas rurales del sur de la provincia de Salamanca. Los tres presentaban antecedentes de picadura de garrapata. Dos de ellos evolucionaron bien y el tercero falleció (el ingresado en agosto). Este lunes, 26 de abril, se ha confirmado otro paciente con FHCC, un ganadero de 59 años, que evoluciona favorablemente. 

Con este cuarto y último caso de esta enfermedad febril leve, que puede progresar a un cuadro hemorrágico grave y a menudo mortal, el Hospital de Salamanca ha tratado en menos de un año la mitad de todos los notificados en España hasta el momento. 

Es también en la provincia de Salamanca donde se han producido mayor número de notificaciones por FHCC, con cinco de ocho, ya que a estas cuatro en menos de 12 meses hay que sumar otro caso más, en 2019, de un hombre, residente en la Sierra de Béjar, que estuvo hospitalizado aunque, en este caso, "no se pudo objetivar una lesión compatible con una picadura de garrapata, sí presentaba una escara y refería tener contacto con ganado".

El informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad indica que, en el primer caso en junio de 2020, se trató de un varón de 69 años, que acudió al médico el 1 de junio por un cuadro de fiebre alta y erupción cutánea, con el antecedente de picadura de garrapata en una pierna el 30 de mayo en una zona de pinares cercana a su localidad. El 10 de junio se confirmó el diagnóstico de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo y se inició un seguimiento de siete contactos familiares considerados de alto riesgo y del personal sanitario que le atendió. El caso evolucionó favorablemente y ninguno de sus contactos desarrolló síntomas compatibles con la enfermedad.

El segundo caso, de 53 años, inició síntomas el 29 de junio. El 7 de julio se confirmó el diagnóstico, evolucionó favorablemente y no generó casos secundarios.

El tercero, de 69 años, inició síntomas el día 5 de agosto. El día 10 presentó un cuadro de hemorragia digestiva, por lo que fue hospitalizado. Evolucionó de manera desfavorable y murió el día 11 de agosto. El día 12 se confirmó el diagnóstico de FHCC. Se realizó un seguimiento a tres contactos familiares de alto riesgo, así como al personal sanitario que le atendió, sin que se hayan generado casos secundarios. El último paciente tratado en el Hospital de Salamanca, notificado este lunes, 26 de abril, es un ganadero de 59 años, que evoluciona bien.

Notificados cuatro casos en España hasta 2019

En España y hasta la fecha, se habían notificado 4 casos confirmados de FHCC. Los dos primeros casos datan de septiembre de 2016: un paciente expuesto a garrapatas, posiblemente en la provincia de Ávila y un caso secundario en personal sanitario que tuvo un contacto estrecho con el anterior durante su ingreso hospitalario. 

En agosto de 2018, se notificó el tercer caso, un hombre de 74 años que había participado en actividades cinegéticas en la provincia de Badajoz y en 2019 se notificó, de manera retrospectiva en el contexto de un estudio de investigación de la Universidad de Salamanca, otro caso que había estado ingresado en el Hospital de Salamanca por una viriasis inespecífica de la que se recuperó sin problemas. Se trataba de un hombre, residente en la Sierra de Béjar (Salamanca) que, "aunque no se pudo objetivar una lesión compatible con una picadura de garrapata, sí presentaba una escara y refería tener contacto con ganado", puntualiza el informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

En España se detectó la circulación del virus en garrapatas en 2010 y los primeros casos en humanos se notificaron en 2016. Hasta 2019, se habían notificado cuatro casos en total: dos en 2016 (un residente en un pueblo de Ávila y un caso secundario en un sanitario), uno en 2018 que había participado en actividades cinegéticas en Badajoz y otro caso detectado retrospectivamente en 2019 que había presentado clínica en el año 2018, residente en un pueblo de Salamanca. 

A partir de la detección de los casos humanos se realizaron estudios de campo y se identificaron tanto garrapatas infectadas por el virus, como una alta seroprevalencia de la infección en animales salvajes y domésticos. 

¿Cómo se transmite?

La FHCC es una de las enfermedades transmitidas por garrapatas con mayor extensión a nivel mundial. Actualmente se considera una enfermedad emergente en países de Europa oriental. La transmisión del virus se produce por la picadura de una garrapata infectada, aunque también puede ocurrir por infección por exposición directa de piel o mucosas no intactas al ganado infectado. La mayoría de los casos se dan en personas relacionadas con la ganadería, trabajadores agrícolas, trabajadores de mataderos, cazadores, veterinarios y personas que trabajan en estrecho contacto con la naturaleza en áreas endémicas.

Protección al salir al campo

Es conveniente llevar siempre ropa que cubra todo el cuerpo con camisas de manga larga y pantalones largos, así como calzado adecuado y utilizar repelentes. Al llegar a casa es recomendable revisarse y, de encontrar alguna garrapata, retirarla con unas pinzas.   

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído