​El Hospital de Salamanca ya trata a pacientes con Esófago de Barret, una enfermedad que puede afectar a más 8.000 salmantinos

Se trata de una afección que se puede confundir con acidez o reflujos y que, sin embargo, puede devenir en una úlcera de esófago y, en los casos más graves, en cáncer. Ciudadanos ha asegurado que fue un servicio para el CAUSA

 Cs ASENBAR RdP SA 21072020 (1)
Cs ASENBAR RdP SA 21072020 (1)

Una de las enfermedades más desconocidas para la población es el Esófago de Barret. Pese a que es una afección que sufre cerca del 3% de la población, la gran mayoría de las personas no están diagnosticadas, ya que esta patología se puede confundir con acidez o reflujos. Sin embargo, esta puede devenir en una úlcera de esófago y, en los casos más graves, en cáncer de esófago.

Hasta hace bien poco, los pocos salmantinos que estaban diagnosticados tenían que desplazarse a Valladolid o Burgos para tratarse (con ablación por radiofrecuencia se puede curar por completo la enfermedad). Sin embargo, desde el pasado miércoles, 8 de julio, ya no es necesario, puesto que el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca cuenta con los medios y los profesionales necesarios para su tratamiento.

Así lo han confirmado desde Ciudadanos Salamanca, quienes han recordado que ya en las Cortes de Castilla y León, en 2016, se interesaron acerca de la situación de las personas con Esófago de Barret, registrando preguntas a la Consejería de Sanidad. María Montero, la procuradora de Ciudadanos por Salamanca, ha sido la encargada de explicar cómo la formación naranja no recibió respuesta a esas preguntas pero que, cuatro años después, han logrado implantar este servicio en el CAUSA.

“Hemos demostrado que cuando estábamos en la oposición exigíamos medidas que beneficiasen a los ciudadanos y, cuando estamos en el Gobierno, cumplimos y lo hacemos realidad”, ha proseguido Montero, quien se ha congratulado porque ya todos los salmantinos puedan tratarse de esta patología en su provincia.

“Más de 8.000 salmantinos pueden sufrir Esófago de Barret”

Por su parte, Ana Suárez indicó que esta es una historia de “final feliz” ya que se ha conseguido una herramienta más para luchar contra una enfermedad como el cáncer que provoca un sufrimiento tan grande. Fue a raíz de una reunión con Juan Carlos Hernández, presidente de la Asociación Nacional de Enfermos del Esófago de Barret (ASENBAR, cuyo origen está en Salamanca) cuando Ciudadanos tuvo conocimiento de esta afección que puede llegar a padecer cerca de un 3% de la población, lo que supone más de 8.000 salmantinos.

La teniente de alcalde apuntó que el Esófago de Barret es una enfermedad “muy compleja” puesto que puede ir desde simples molestias hasta la muerte pero que, por desgracia, sigue estando infradiagnosticada, lo que puede hacer que alguna persona llegue a desarrollar cáncer de esófago “sin que tenga constancia de lo que está pasando”.

Igualmente, el tratamiento hasta ahora sólo era posible en el HUBU y en el Río Hortega gracias a una técnica pionera que permite tratar y curar el Esófago de Barret a través de la ablación por radiofrecuencia. Que sólo hubiera dos centros hospitalarios suponía que las listas de espera para acceder al tratamiento fueran prácticamente interminables y, de hecho, apenas dos salmantinos habían sido tratados.

En estas dos semanas que el servicio ha estado en funcionamiento en el hospital de Salamanca ya se ha atendido a los mismos salmantinos (2), lo que demuestra que, tras una “lucha de años”, se ha demostrado que los mecanismos funcionan, ha asegurado Ana Suárez, quien ha añadido que no sólo los salmantinos se verán beneficiados de este avance del CAUSA, sino que “otras provincias como Zamora y Ávila” verán mejorada su atención sanitaria.

“Esta es la forma correcta de hacer política. Escuchar a las personas que te plantean una necesidad y un problema y buscar las vías para solucionarlo”, ha proseguido la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Salamanca, que ha recalcado que “esto es lo que se merece la ciudadanía salmantina y de Castilla y León”.

Una enfermedad que se diagnostica con una simple endoscopia y que tiene cura total si ‘se pilla’ a tiempo

Por su parte, el fundador y presidente de la Asociación Nacional de Enfermos del Esófago de Barret, Juan Carlos Hernández, ha mostrado su agradecimiento a Ciudadanos y al CAUSA porque hayan incluido el tratamiento para el Esófago de Barret en el hospital, si bien ha mostrado su preocupación por que apenas haya unos 1.500 salmantinos diagnosticados de la enfermedad.

El Esófago de Barret es una enfermedad que se puede diagnosticar con una simple endoscopia y que, ‘pillada’ a tiempo, se puede curar por completo con la ablación por radiofrecuencia (técnica que ha introducido el CAUSA).

Los síntomas son tan comunes como ardor, acidez o reflujo. Pero Juan Carlos Hernández explicó, sin pretender alarmar a los salmantinos, que cuando estos se vuelven crónicos y los tenemos varias veces al día durante varias semanas debemos acudir a nuestro médico de Atención Primaria para que nos derive al especialista de Digestivo.

Allí nos detectarán si tenemos Esófago de Barret, una herida que sale a causa del ácido y con la que se puede convivir, ya que puede llegar a ser una afección crónica. Con un seguimiento anual o bianual, se puede vivir toda la vida, si bien con la nueva técnica, que surgió en 2009, se puede curar por completo la enfermedad.

ASENBAR, que además de ser una asociación nacional es de referencia internacional, cuenta en toda España con más de 3.000 asociados.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído