Los hospitales de Castilla y León tuvieron este fin de semana 180 nuevos ingresos en planta, cifra similar a mediados de febrero

En las unidades de críticos en una semana han pasado de recibir 5 nuevos ingresos en tres días a 18 entre este sábado y este lunes

EP

1 Comentarios

Ambulancia en el Hospital de Salamanca
Ambulancia en el Hospital de Salamanca

  Los hospitales de Castilla y León han registrado durante el último fin de semana -datos correspondientes a este sábado, domingo y lunes- un total de 180 nuevos ingresos por COVID-19 en camas de hospitalización en planta, más del doble que el anterior fin de semana (del 10 al 12 de julio) y 18 en unidades de cuidados críticos, más del triple.

   Así lo indican los datos que recoge el portal de Situación epidemiológica del coronavirus en Castilla y León, actualizados este lunes y que muestran también que vuelve a subir, después de dos días sin apenas cambios, la incidencia acumulada a 14 días para situarse en 881 casos por 100.000; mientras que la tasa a 7 días desciende claramente y, con 427, es inferior en casi 50 puntos a la de hace una semana.  En los hospitales de la comunidad la tendencia es claramente al alza, con más ingresos nuevos a medida que pasan las jornadas hasta sumar entre el sábado, el domingo y este lunes 180 nuevos pacientes en camas de hospitalización en planta. Se trata de más del doble que los 76 de siete días antes y la cifra más alta en un fin de semana desde los días 13, 14 y 15 de febrero, cuando hubo 183 nuevos ingresos, cuando se había dejado atrás ya el peor momento de la 'tercera ola' de la pandemia.

   En las unidades de críticos de la comunidad también se percibe el aumento de pacientes y en una semana han pasado de recibir 5 nuevos ingresos en tres días a 18 entre este sábado y este lunes.

   Esta cifra también es similar a la del citado fin de semana de febrero (19) pero cabe apuntar que en abril hubo otro fin de semana con más ingresos en UCI --22 los días 10, 11 y 12--.

   En cualquier caso, pese al notable incremento en la última semana las magnitudes son muy inferiores a las de las tres primeras olas de la pandemia de COVID-19. De hecho solo una semana antes de ese 13 de febrero, entre los días 6, 7 y 8, se registraron 378 ingresos en planta y 28 en UCI. Y no fue el peor fin de semana del año, ya que todavía hubo mayor actividad hospitalaria en los dos últimos de enero --565 nuevos pacientes en planta entre el 23, 24 y 25 del primer mes de 2021--.

   Se trata de dos momentos distintos de la pandemia, ya que el pasado mes de febrero, el día 15, se contabilizaban 1.308 pacientes en los hospitales de la comunidad en camas de planta y 294 en las unidades de cuidados críticos.

   Las cifras actuales indican 361 personas con COVID-19 diagnosticado en las plantas y 58 en unidades de críticos. La cifra total, 419, es inferior a la que se contabilizaba el pasado 10 de mayo --448--.

   Con todo ello, con este importante incremento de ingresos en los hospitales en el recién concluido fin de semana, las tasas de ocupación en Castilla y León pasan a niveles de riesgo medios y con tendencia ascendente.

   En las camas de hospitalización de planta de la comunidad, un 6,5 por ciento de ellas están ocupadas por pacientes de COVID-19 y en Burgos y Zamora se supera el 10 por ciento, lo que supone situación de riesgo 'alto' con, respectivamente, un 12 y un 10,7 por ciento.

   En el caso de las unidades de críticos, la ocupación ha subido hasta el 14,9 por ciento, a punto de pasar a situación de riesgo 'alto', según el semáforo COVID. En ese nivel o peor se encuentran ya las provincias de Soria (21,4 por ciento), Burgos (26,7 por ciento) y Palencia (45 por ciento).

   El hospital palentino es que el presenta una mayor ocupación total de sus unidades de críticos, ya que actualmente tiene ocupadas 19 de las 20 camas disponibles, nueve de ellas por pacientes con COVID-19.
   Por el momento, se puede afirmar que tanto las cifras de contagios como de hospitalizaciones se encuentran en niveles de primeros de febrero, pero no ocurre lo mismo con los fallecimientos, ya que la semana del 12 al 19 de julio ha concluido con un total de 7 en los hospitales de la comunidad, uno más que en la anterior -del 5 al 12 de julio-.

   La cifra de la semana recién concluida no supera siquiera a la notificada en la semana del 21 de junio -once muertes de personas con COVID-19 en toda la comunidad-.

   En la semana del 3 al 10 de mayo, con cifras similares de pacientes ingresados, se notificaron 17 muertes, más del doble. Mientras que entre el 15 y el 22 de febrero, con números similares de nuevos ingresos hospitalarios, se registraron 116 fallecimientos -16 veces más que la pasada semana-.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído