Problemas en el reparto a domicilio: la hostelería y las plataformas piden medidas “coordinadas, proporcionadas y homogéneas” para evitar un grave daño al sector

Recuerdan que el sector ha acometido todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de restaurantes, repartidores y ciudadanos en el reparto a domicilio, y piden que, pese al toque de queda, aumente la posibilidad de repartir hasta medianoche, ya que hay una gran cantidad de pedidos que se realizan entre las 23 y las 00 horas

28 Comentarios

 Protesta repartidores (1)
Protesta repartidores (1)

Desde el pasado viernes, 6 de noviembre, los bares y restaurantes de Salamanca, al igual que los de toda Castilla y León, permanecen cerrados. Esta medida de la Junta de Castilla y León buscaba frenar la alta incidencia que tenía el COVID-19 en la población y junto a otro tipo de restricciones, como el toque de queda, parecen estar dando sus frutos.

Sin embargo, no toda la hostelería cerró. Más allá de las excepciones que recoge la ley publicada en el Bocyl, quedaron abiertos todos los restaurantes y cafeterías que se adhirieron a la modalidad take away o de reparto a domicilio. Es decir, que los ciudadanos pueden tanto encargar y recoger en el local su pedido como hacer que se lo lleven a casa.

No obstante, las condiciones de reparto están también limitadas por ley. En Salamanca, como en el resto de la Comunidad, y pese al estado de alarma, los restaurantes pueden repartir a domicilio hasta la medianoche, tal y como ha podido confirmar SALAMANCA24HORAS a través de fuentes de la Junta y del Ayuntamiento. Porque, como recuerdan ambas fuentes, el reparto es una de las excepciones que recoge el acuerdo.

El problema se da en que muchos restaurantes deciden dejar de servir, ante la baja disponibilidad de repartidores o riders, pasadas las 22 horas. Este medio ha hablado con personal de diversos restaurantes que indican que si tienen reparto propio, como es el caso de grandes franquicias o de otros establecimientos, suelen aceptar pedidos hasta las 23:45 horas aproximadamente; sin embargo, si dependen de aplicaciones como Just Eat, Uber Eats o Glovo, muchas veces deciden cerrar sus puertas a las 22:30 horas.

Sea como fuere, y aunque en Castilla y León se ha indicado desde el principio del establecimiento del toque de queda y del cierre general de la hostelería, el marco regulatorio del reparto a domicilio es, cuando menos, claro y estable. Precisamente dos de las palabras que incluyen en su manifiesto diversas asociaciones del sector de la hostelería que reclaman a todas las comunidades autónomas medidas “coordinadas y proporcionadas” en este ámbito.

Concretamente, el manifiesto ha sido elaborado y suscrito por Hostelería de España, Marcas de Restauración y Adigital, tres asociaciones que insisten en la necesidad de que en todo el panorama nacional se unifiquen criterios para hacer frente a las crisis tanto sanitaria como económica.

La solicitud viene motivada, precisamente, por la disparidad de medidas y criterios que se están poniendo en marcha desde los diferentes gobiernos y que están causando “un grave perjuicio al sector”, señalan. Y es que, según explican en el manifiesto, esta falta de homogeneidad está generando, además, una enorme inseguridad jurídica que afecta a restaurantes, plataformas de reparto a domicilio y a los propios usuarios.

Unificación de criterios en toda España

Tal y como recuerdan los implicados, la actividad de entrega a domicilio fue designada como esencial durante el confinamiento y, en cambio no se ha mantenido dicho reconocimiento en la actualidad, aun siendo un canal de venta añadido (o el único en Castilla y León, sin ir más lejos) a la restauración en estos momentos complicados y la única vía de acceso de la hostelería a los usuarios durante las horas del toque de queda.

Por este motivo, las asociaciones firmantes de este manifiesto reclaman:

- Homogeneidad en horarios de reparto a domicilio y ampliación hasta las 00:00 horas, ya que el 35% de los pedidos se realiza entre las 21:00h y la medianoche.

- Máxima claridad sobre los horarios de finalización de la entrega a domicilio y ampliación del permiso de movilidad de los profesionales de reparto hasta una hora después de la finalización de este.

- Revisión de aquellas medidas que obligan al cierre de los bares y restaurantes ante la baja y decreciente incidencia de contagios registrada en la hostelería, según las cifras del Ministerio de Sanidad. Según se las cifras proporcionadas por dicho Ministerio, desde mayo menos del 3,1% de los casos de COVID se ha producido en bares y restaurantes. Una cifra que, en las últimas semanas se ha reducido hasta el 0,7%.

Los firmantes, además, recuerdan que el sector cumple con todas las medidas que se han venido exigiendo durante los últimos meses para garantizar la seguridad y la higiene en toda su actividad, incluyendo procedimientos específicos como entregas sin contacto y medidas de protección para repartidores, restaurantes y consumidores. El manifiesto completo se puede consultar al final de la noticia.

El Ayuntamiento y la Diputación también apuestan por el reparto a domicilio

Conscientes de que el reparto a domicilio está siendo la única vía de subsistencia y de negocio de muchos restaurantes dadas las actuales restricciones, el Ayuntamiento de Salamanca creó hace poco más de 10 días la web Salamanca para llevar. Con la misma se pretende concienciar a los salmantinos “de los difíciles momentos que está atravesando el sector, que ahora más que nunca necesita del apoyo de sus clientes”, tal y como indican.

A la misma se adhirió la Diputación de Salamanca, facilitando así que todos los restaurantes, tanto de la ciudad como de la provincia, se inscriban en la página y puedan ofrecer sus cartas y servicios de entrega a domicilio, ya sea de manera directa o a través de distintas apps (dependiendo del establecimiento en cuestión).

Esta medida fue aplaudida por muchos de los restaurantes que rápidamente decidieron apuntarse, ya que sirve como vía de escape ante una crisis que continúa golpeando a un sector ya perjudicado por las diversas restricciones de aforo que vivimos desde marzo y que podrían prolongarse durante varios meses y, quién sabe, años. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído