Ideología, orientación sexual y racismo: los diez delitos de odio denunciados en Salamanca

La mayor parte de las víctimas no revela este tipo de agresiones, cuyos autores son mayoritariamente hombres y españoles, y el 11% menores de edad

Concentración en la Plaza Mayor de Salamanca por el asesinato del joven coruñés Samuel Luiz
Concentración en la Plaza Mayor de Salamanca por el asesinato del joven coruñés Samuel Luiz

Discriminación, insultos, amenazas, acoso, agresiones físicas o psíquicas… motivadas por los prejuicios contra una persona o colectivo por su raza, ideología, el color de la piel, las creencias, el idioma, la nacionalidad, la orientación sexual, el género, la discapacidad física o intelectual… Son los delitos de odio, unas agresiones que van en aumento, pero que, en la mayoría de las ocasiones, quedan ocultas y sin denunciar por las víctimas.

La ideología, la discriminación por la orientación sexual e identidad de género, y el racismo y la xenofobia concentran las diez denuncias por delitos de odio registradas en 2020 en Salamanca, una menos que en año anterior.

La pandemia del COVID y sobre todo el confinamiento parece que no influyeron demasiado en este tipo de delitos e incidentes en la provincia salmantina, algo que sí ocurrió en el ámbito nacional, ya que las denuncias por delitos de odio descendieron un 17,9% hasta las 1.401 (1.706 en 2019).

Estos datos se recogen en el informe sobre la evolución de los delitos de odio en España durante 2020 del Ministerio del Interior. En lo que se refiere a Salamanca, se registraron un total de diez denuncias: tres por delitos de odio por la orientación sexual o identidad de género; cinco por la ideología; y dos por racismo y xenofobia.

Las víctimas de estos delitos de odio fueron también diez. Solamente cinco personas fueron detenidas o investigadas, todas ellas por delitos de odio por ideología, donde las infracciones fueron penales, como en los de ideología, mientras que fueron administrativas en el caso del racismo.

De los 10 hechos conocidos, se esclarecieron siete -tres delitos por orientación sexual y cuatro por ideología-, es decir, el 70%.

Las denuncias por delitos de odio en 2020 en Salamanca fueron una menos que en 2019, año en que, además de cuatro por ideología, otras cuatro por orientación sexual y dos por racismo, se unió otro delito de odio por discriminación o contra personas con discapacidad.

Los años con más delitos de odio denunciados en Salamanca, según el Portal Estadístico de Criminalidad, fueron 2015 y 2017, con 14 y 13, respectivamente. Las estadísticas, con datos desde 2014, recoge en ese año solamente tres denuncias, seis en 2016 y ocho en 2018.

Salamanca, la segunda de la comunidad

La tasa de delitos de odio conocidos en Salamanca es la misma que la media nacional, tres denuncias por cada 100.000 habitantes. Los lugares con mayor tasa son la ciudad autónoma de Melilla y el País Vasco, con 11,5 y 10, respectivamente; mientras que La Rioja cuenta con la menor tasa, 1,3 delitos por cada 100.000 habitantes.

Por provincias, la tasa más elevada de España la tiene Álava (13,5) seguida de Melilla (11,5) y Bizkaia (10,3); la que menos, Zamora (0,6).

En Castilla y León, la tasa media es de 2,3 denuncias de delitos de odio por cada 100.000 habitantes; a la cabeza está Burgos (5), seguida de Palencia (3,7), Ávila (3,2) y Salamanca (3). En número de delitos, Burgos se sitúa a la cabeza, con 18 denuncias frente a las 10 de Salamanca, que ocupa el segundo lugar; en el lado opuesto se encuentran Zamora y Soria, con una sola en cada una.

Descenso en 2020 y repunte en 2021

En el conjunto de España, según recoge el mencionado informe, durante 2020 los delitos se redujeron debido a la pandemia y fundamentalmente a los tres meses de confinamiento.

Sin embargo, en lo que va de 2021 hay un repunte de este tipo de delitos, según vienen constatando las fuerzas de Seguridad, con un incremento del 9,3% respecto a 2019, la mayoría, de nuevo, por racismo, ideología y orientación sexual. También hay que tener en cuenta que la mayoría de las víctimas no denuncia; según una encuesta del Ministerio del Interior, cerca del 90% no revela este tipo de agresiones.

En total, España registró 1.401 denuncias por delitos o incidentes de odio en 2020 frente a los 1.706 del año anterior, según el informe de Interior. De ellas, el 66,2% se esclarecieron (927)

El racismo se sitúa a la cabeza, con 485 personas que denunciaron ataques por el color de su piel o su procedencia extranjera; además aumentan un 20%.

Las denuncias por odio hacia personas por su orientación sexual apenas varían (277 en 2020, una menos que en 2019). Sin embargo, aumentaron los delitos por el género hasta los 99 (30 más).

Por tipología, el 23,3 % fueron amenazas, el 18,8%, lesiones, y el 8,1%, daños.

Hay un descenso global en 2020, pero un aumento de los delitos contra personas con discapacidad (69,2%), de discriminación por razón de enfermedad (62,5%), discriminación por razón de sexo/género (43,5%) y antigitanismo (57,1%).

Mientras, disminuyeron los de ideología (-45,3%), racismo/xenofobia (-5,8%), contra la orientación sexual e identidad de género (-0,4%) y antisemitismo (-40,0%). También destacan los delitos que se producen por internet, con 189. La mayoría se producen en la calle, seguido de las viviendas y los bares u otros lugares de ocio.

En concreto, los delitos registrados, se distribuyen entre los siguientes ámbitos: antisemitismo 3, aporofobia 10, creencias o prácticas religiosas 45, personas con discapacidad 44, orientación sexual e identidad de género 277, racismo/xenofobia 485, ideología 326, discriminación por sexo/género 99, discriminación generacional 10, discriminación por razón de enfermedad 13 y antigitanismo 22.

Autores mayoritariamente hombres y españoles

Las víctimas de estos 1.401 delitos denunciados fueron 1.503. En su mayoría son hombres (59%), 894 frente a 599 mujeres. Casi el 66% son españoles (991) por 512 extranjeros (34%). De estos últimos, los procedentes de África y América son mayoría, con un 14,5 y 11,1% por ciento del total de extranjeros.

El grupo de edad más victimado se ha dado en el grupo de edades comprendidas entre los 26 a 40 años (34,3%). Los menores de edad constituyen el 2,9% del conjunto de las víctimas en 2020, una cifra menor a la del año 2019 (6,7%). Un total de 142 víctimas son menores de edad. En este caso, los delitos de odio denunciados fueron mayoritariamente por racismo y xenofobia (59), seguidos de la orientación sexual e identidad de género (35); por detrás se sitúan la discriminación por sexo o género (15), personas con discapacidad (13) e ideología (12).

En el caso de los autores de estos delitos, los detenidos o investigados fueron 616, en su mayoría hombres (81,5%), 502 frente 114 mujeres. De ellos 68 eran menores de edad. El 77,4% de ellos fueron españoles (22,6% extranjeros).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído