Igea acepta pedir “perdón” si se ha entendido mal el decreto, pero insiste en la obligación de proteger la salud

En la sesión de control al Ejecutivo del pleno de las Cortes, reconoció que era “desagradable” lo que estaban haciendo

20 Comentarios

 Igea
Igea

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, aceptó hoy pedir “perdón” si se ha entendido “mal” el decreto de prestaciones personales obligatorias, que se aprobó para la reorganización de los profesionales durante la pandemia del COVID-19, pero recalcó que tienen la obligación de proteger la salud, mas aún por su juramento hipocrático como médicos, tanto él, como la consejera Verónica Casado.

En la sesión de control al Ejecutivo del pleno de las Cortes, Igea reconoció que era “desagradable” lo que estaban haciendo, pero señaló que les obliga la ley, porque remarcó por encima de cualquier cosa deben proteger la vida de los ciudadanos ya que consideró que tanto la Junta, como los profesionales sanitarios que rechazan el decreto, no caen en la “demagogia”, como a su juicio hace la oposición, aprovechando la crisis sanitario.

Al respeto, el portavoz del Grupo Mixto y parlamentario de Podemos, Pablo Fernández, pidió de nuevo la dimisión del vicepresidente y de la consejera, a los que consideró un “peligro público”, por ser el ejemplo de una “deplorable gestión”, mas aún con un decreto que aseguró pasará a la historia de la “infamia” de la Comunidad. Además, se preguntó quién va a querer volver a Castilla y León a trabajar en la sanidad con este “recorte atroz”.

En ese sentido, el vicepresidente reiteró, como al PSOE, que les gustaría tratar “mucho mejor” a los sanitarios. “Se merecen mucho más de lo que somos capaces de darle”, dijo pero añadió que les tratan como “adultos responsables”, porque indicó que ellos y los dirigentes de la Junta saben que la primera “obligación” es atender a la salud y la vida. Por ello, abogó por negociar, “antes y ahora”, con las organizaciones sindicales sobre las condiciones e incentivos y “todo lo que sea necesario”.

Pablo Fernández acusó al vicepresidente de arrogarse la competencia de sanidad, pues su pregunta oral iba dirigida a la consejera, para “chupar cámara” y ganar seguidores en Twitter, mientras Verónica Casado se aferra a su juicio al escaño como “cual percebe a la roca”. El dirigente de Podemos cuestionó tanto la forma, como el fondo del decreto, ya que aseguró han hecho saltar por los aires la negociación para imponer unas medidas.

Francisco Igea afeó a Pablo Fernández la condena al diputado Pablo Echenique por una acusación falsa de violación y señaló que “mentir es feo”, puesto que aseguró: “mienten sin recato”. Además, recordó que el decreto se ajusta a lo fijado por el Gobierno de España, que aseguró se ha dado a la “fuga”, en la declaración del estado de alarma. Por último, criticó la tarde de demagogia de la oposición parlamentaria, mientras aclaró a Fernández que si intentara mearse encima de los profesionales, acabaría mojándose los zapatos por su edad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído