Igea insiste en que si se hubiera querido salvar la Semana Santa no se habría mantenido el nivel de alerta máximo en provincias de riesgo bajo, como Salamanca

Además, ha pedido que se restrinja al máximo el contacto social estos días festivos para evitar que haya una cuarta ola parecida a la tercera

Igea insiste en que si se hubiera querido salvar la Semana Santa no se habría mantenido el nivel de alerta máximo en provincias de riesgo bajo, como Salamanca
Igea insiste en que si se hubiera querido salvar la Semana Santa no se habría mantenido el nivel de alerta máximo en provincias de riesgo bajo, como Salamanca

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha querido dejar claro que desde el Ejecutivo autonómico no se ha querido salvar la Semana Santa porque, sino, no se habría mantenido a toda la Comunidad en el nivel máximo de alerta, ya que había varias provincias, como Salamanca, cuyos indicadores hubieran permitido bajar algún nivel.

Esta afirmación vino dada por el anuncio del cierre del interior de establecimientos de hostelería, gimnasios y salas de juego en aquellos municipios cuya incidencia supere los 150 casos por cada 100.000 habitantes. Una decisión que se tomó en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) la semana pasada y que la Junta ha hecho suya en el primer Consejo de Gobierno celebrado tras ello.

Pero, por si había alguna duda, el vicepresidente y portavoz de la Junta reiteró que que no se ha querido salvar la Semana Santa “porque no hemos relajado ninguna medida y hemos aplicado aquellas restricciones que se nos solicitaron y con las que estuvimos de acuerdo”, como el cierre perimetral de la Comunidad, “incluso con datos que permitían relajar las medidas”.

De hecho, si se ha tardado en aplicar esta nueva medida restrictiva es porque la Junta ha querido tener “seguridad jurídica” a la hora de anunciarla. “No es esta comunidad la que ha mantenido un nivel de restricción menor, sino todo lo contrario, pudiendo ser de las incidencias más bajas de toda España”, ha remarcado Igea.

“Cuando anuncias medidas restrictivas, recibes críticas porque las anuncias; y cuando no lo haces, por eso mismo”, ha indicado con sorna el vicepresidente, quien también ha confirmado que están “en la peor de las hipótesis siempre” al ser cuestionado por si la cuarta ola puede tener tintes parecidos a la tercera en cuanto a velocidad y aumento de los casos. Eso sí, ha matizado que “por lo que estamos viendo, no parece esa situación”.

No obstante, Igea ha pedido frenar el contacto social de estos días para así evitar que haya un crecimiento exponencial tras Semana Santa similar al ocurrido tras la Navidad, donde sí es cierto que se relajaron las medidas.

Sobre un posible cierre por municipios, el vicepresidente ha señalado que apenas gozaría de efectividad real porque Castilla y León cuenta con más de 3.000 localidades y 94.000 km2 de extensión. Eso sí, al ser preguntado por un aumento de la movilidad regional, Igea ha pedido que si van a disfrutar y a conocer la Comunidad y sus distintas provincias se eviten situaciones de riesgo así como las aglomeraciones sociales. “Mi consejo, que disfruten de los innumerables parajes de esta comunidad autónoma”, ha sentenciado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído