​La importancia de llevar una manta térmica en el botiquín en cualquier época del año

Es un objeto de poco tamaño, pero de gran uso que puede ser de gran ayuda en caso de emergencia, aunque también tiene otros usos 

 Manta termica supervivencia
Manta termica supervivencia

En las vacaciones, de excursión, en casa o en el vehículo; siempre es de vital importancia tener con nosotros un pequeño botiquín. En la gran mayoría de estos siempre aparecen los mismos objetos sanitarios: vendas, tiritas, esparadrapo, alcohol… sin embargo, hay un objeto que no está tan extendido a nivel particular, pero que puede ser de una gran ayuda en cualquier época del año.

Se trata de la manta térmica, un objeto que fue desarrollado por la NASA en 1964 para un programa espacial, cuyo uso estaba dedicado a servir de material aislante o térmico en satélites y naves espaciales.  Actualmente, en prácticamente todas las intervenciones de personal sanitario se hace uso de estas mantas térmicas, pero llevarla en un botiquín personal también puede ser de gran uso tanto para su usuario como para terceras personas.

Hay que tener en cuenta las dos caras de este tipo de mantas: una de color dorado y la otra de color plata. En función de la posición en la que coloquemos sobre una persona este objeto tendrá un diferente uso.

De esta forma, si colocamos una manta térmica con la cara plateada hacia la persona, esta retendrá el calor corporal; mientras que el color dorado, colocada hacia afuera, hará que la manta absorba el calor del sol. Este uso es adecuado en casos de hipotermia, en accidentes, en un rescate o en situaciones de frío.

Por el contrario, si volteamos la manta térmica, de tal forma que la parte dorada este hacia la persona, tendrá un uso completamente opuesto. Es decir, en casos de fiebre, golpe de calor o simplemente para proteger a una persona del sol, si colocamos la parte plateada hacia el exterior esto hará que refleje el calor del sol.

Otros usos

Desde el blog especializado en montaña montanum.es, también recogen algunos consejos y otros usos de la manta térmica. Así, recomiendan siempre llevar este pequeño objeto en el botiquín y en caso de tener que ponérsela a un herido, debe fijarse con algún adhesivo. Del mismo modo, en caso de estar en un lugar con nieve, se recomienda poner ropa debajo de la persona para que la manta no pierda el calor.

Por otro lado, la manta térmica también puede tener otros  usos, como por ejemplo servir de refugio, protegernos de la lluvia, servir como reflectante en carretera o señalizar una localización en caso de rescate.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído