Los impuestos a bebidas azucaradas son más eficaces cuando los fijan autoridades sanitarias y financieras, según la OMS

Algunos Estados miembros optaron por centrarse en los efectos económicos de los impuestos sobre las bebidas azucaradas

EP

1 Comentarios

Bebidas azucaradas. Foto Infosalus
Bebidas azucaradas. Foto Infosalus

Los impuestos sobre las bebidas azucaradas, como refrescos y zumos, pueden ayudar a los países a luchar contra las enfermedades no transmisibles y a que la población esté más sana, pero esta medida es más eficaz si los impuestos los elaboran las autoridades sanitarias y financieras conjuntamente, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En concreto, esta es una de las conclusiones del nuevo informe 'Los impuestos sobre las bebidas azucaradas en la Región Europea de la OMS', que examina la experiencia de los 10 Estados miembros que fueron los primeros de la región en introducir la medida.

"Los impuestos son una política rentable que puede mejorar la salud a nivel nacional. Mediante la introducción de impuestos sobre las bebidas azucaradas, los países pueden reducir los niveles de consumo de estos productos y disminuir los riesgos asociados de sobrepeso y obesidad, diabetes y otras enfermedades asociadas", ha defendido el doctor Kremlin Wickramasinghe, jefe en funciones de la Oficina Europea de la OMS para la Prevención y el Control de las Enfermedades No Transmisibles y uno de los autores del nuevo informe.

"Sin embargo, hoy en día, la imposición de las bebidas azucaradas está infrautilizada en la Región Europea de la OMS, pues solo el 19 por ciento de los países han adoptado la medida", advierte el experto. Concretamente, el informe de la OMS se centra en las experiencias de Bélgica, Finlandia, Francia, Hungría, Irlanda, Letonia, Mónaco, Noruega, Portugal y el Reino Unido. Solo esos 10 de los 53 países de la Región Europea de la OMS han aplicado impuestos sobre refrescos y zumos a nivel nacional.

HERRAMIENTA FLEXIBLE PARA LAS NECESIDADES DE LOS PAÍSES

Las conclusiones del informe coinciden con un reciente estudio de la OMS publicado en el 'European Journal of Public Health' y ponen de relieve la flexibilidad de las prácticas de imposición de las bebidas azucaradas y las oportunidades que ofrecen a los responsables gubernamentales.

Así, las prácticas revisadas muestran que estos impuestos siempre se han aplicado a la industria y no a los consumidores, aunque el diseño y los detalles del instrumento fiscal difieren según el país.

Algunos Estados miembros optaron por centrarse en los efectos económicos de los impuestos sobre las bebidas azucaradas, mientras que otros explicaron la adopción explícitamente como una medida sanitaria.

El diseño de los impuestos también fue diverso. Hungría, Letonia y el Reino Unido, por ejemplo, introdujeron tipos impositivos diferenciales con umbrales basados en el contenido de azúcar de las bebidas.

CÓMO INTRODUCIR IMPUESTOS EFICACES: CONCLUSIONES DE LA OMS

Los modelos de impuestos sobre las bebidas azucaradas utilizados en la Región son muy variados, y el informe de la OMS destaca algunos consejos que pueden ayudar a los responsables de la toma de decisiones a convertir los impuestos en una medida sanitaria eficaz.

En primer lugar, según el informe, la base impositiva debe reflejar la carga sanitaria del consumo, así como los patrones culturales del país. Además, tal y como reiteran desde la OMS, el diseño y la aplicación de los impuestos sobre las bebidas azucaradas tendrían más éxito si los responsables de las políticas financieras y sanitarias desarrollaran estas medidas conjuntamente, en colaboración constructiva.

Después de aplicar por primera vez estos impuestos, las autoridades pueden seguir mejorándolos para adaptarlos a las nuevas pruebas y experiencias de los impuestos sobre las bebidas azucaradas en otros países.

Otra conclusión de la OMS es que la introducción de cualquier forma de impuestos sobre las bebidas azucaradas se enfrenta a la oposición activa de la industria de alimentos y bebidas. Pero, con el gran interés del Gobierno en adoptar este tipo de políticas, y con el establecimiento de límites a la participación de la industria en el debate sobre los impuestos sobre las bebidas azucaradas, el impacto de la oposición de los productores podría minimizarse.

Además, el apoyo de las organizaciones no gubernamentales, los académicos y otros actores sociales es un activo importante para contrarrestar la oposición de la industria y fomentar la adopción de los impuestos sobre las bebidas azucaradas.

"El objetivo del estudio de la OMS era informar a los responsables de la toma de decisiones y apoyar la aplicación efectiva de los impuestos sobre las bebidas azucaradas en nuestra Región", ha añadido el doctor Wickramasinghe. "Las medidas políticas recomendadas por la OMS conducen a una vida más larga y a un mayor bienestar en todos los países de la Región Europea de la OMS", concluye.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído