Indignación con Iberdrola por el aumento ‘escondido’ de más de 500 euros en la factura del gas: “Te venden una bajada del fijo, pero acabas pagando el doble”

Muchos clientes han recibido una carta donde se les avisa, a pesar de tener una tarifa de precio estable, de un “un nuevo precio aplicable a tu contrato para el periodo anual”

Contadores | Europa Press
Contadores | Europa Press

Iberdrola anunció a principios de este mes de marzo que iba a congelar los precios de la electricidad de los contratos actuales con sus clientes a precio fijo. La compañía, algo que anunció a través de un comunicado, se comprometió a mantener las tarifas existentes a pesar de la influencia de la guerra “sobre el coste del gas y la electricidad”, evitando así las “fluctuaciones del mercado”.

Sin embargo, muchos de los clientes de Iberdrola han recibido, durante este mes de marzo, una carta que anunciaba cambios en los precios del gas, entre ellos muchos salmantinos, que se han mostrado muy indignados con este nuevo recibo y el precio “que oculta” la factura.

Se trata de clientes de la compañía que tienen próximo a vencer el contrato y que Iberdrola les actualiza los precios a la situación del mercado. Es decir, no modifican el contrato, sino que adecuan el nuevo al precio actual.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) viene denunciando este hecho desde hace más de cuatro años, alertando de subidas de hasta el 43% en el precio final de la factura; aunque con estos nuevos cambios de este 2022 algunos usuarios están viendo como la subida se duplica.

Un descuento en el término fijo, pero un subidón en el variable

Los usuarios salmantinos afectados, con contratos anuales, denuncian que Iberdrola les mantiene, incluso baja, el término fijo que tenían contratado, pero han visto como el variable ha duplicado el importe total de la factura. No obstante, y a pesar de que la mayoría de usuarios han denunciado este problema con la compañía de Ignacio Galán, este medio de comunicación ha podido confirmar que esta subida también se está dando con otras compañías.

Estos usuarios están recibiendo una carta por parte de la compañía donde se les informa que “Durante el último año has disfrutado en tu suministro de gas de la tranquilidad de un precio estable, libre de las variaciones que se han producido en el precio de los mercados mayoristas de la energía, y que solo se ha visto modificado por los cambios regulatorios y el IPC”, para, posteriormente, comunicarles que se verán afectados por un cambio de precios “para el periodo anual” a partir del 15 de abril de 2022. No obstante, la compañía se congratula de ofrecer un nuevo contrato “libre de variaciones que se puedan producir en los próximos doce meses en el precio de los mercados mayoristas de la energía”.

En cualquier caso, en esa carta, Iberdrola afirma que “puedes cambiar tu plan o rescindir el contrato sin coste alguno en cualquier momento”.

De pagar 673 euros a 1.200 al año

Ana B. Rodríguez es una de las clientas que ha recibido la carta que anuncia la subida del precio del gas en Salamanca. Indignada, ha exigido una explicación a la compañía y la respuesta que le ha dado la empresa es que la subida se debe a la invasión de Ucrania. “La carta está fechada el 1 de marzo, solo habían pasado unos días del inicio de la guerra, pero ellos ya marcaban una subida del 100 por ciento, que es una barbaridad”, asegura.

Su factura del gas será prácticamente el doble a final de año. De conformarse con este nuevo precio que le ofrece Iberdrola en la renovación del contrato pasará de pagar 673 euros al año a 1.203.

“Es una vergüenza, aunque el precio suba es un incremento del 100 por ciento, han aprovechado para hacer una subida que es una barbaridad, incluso más que las subidas de la luz”, concluye. “No dan ninguna otra alternativa, solo contratar otro producto para tener un descuento del 5 por ciento lo que me parece una tomadura de pelo, te quejas de un precio abusivo y encima quieren que contrates más productos”, afirma.

El caso de Ana es solo uno de los muchos afectados en Salamanca y en toda España. Los usuarios denuncian que el nuevo precio les ofrece una reducción sustancial en el término fijo. Algunos pasan de pagar 9 euros al mes de fijo, con impuestos incluidos, a una reducción en ese aspecto cercana a los 7 euros.

A priori una rebaja importante que viene disfrazada con la letra pequeña, puesto que el término variable tiene un incremento sustancial en el kWh. Así, con impuestos incluidos, el nuevo precio pasa de 0,087485 €/kWh a 0,173210 €/kWh, una subida considerable que incrementa la factura de la luz en más de 500 euros al final de año.

Desde la OCU recomiendan a todos los usuarios revisar los nuevos precios de la factura del gas y la luz.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído