Información en las calles, prevención y ayuda a los mayores en cuarentena de la ciudad: una mañana con los voluntarios de Protección Civil de Salamanca

SALAMANCA24HORAS ha acompañado a una patrulla de Protección Civil durante toda una mañana para conocer el trabajo que este grupo de voluntarios realiza en la ciudad en tiempos de coronavirus. Una labor silenciosa pero de gran relevancia, especialmente en su desinteresada ayuda a muchas personas mayores de Salamanca

8 Comentarios

 Una mañana con Protección Civil Salamanca (88)
Una mañana con Protección Civil Salamanca (88)

Son las nueve y media de la mañana en el Parque Municipal de Bomberos de Salamanca y Mónica ya está lista. Equipada con su uniforme naranja, gorra, botas y mascarilla, espera a sus compañeros antes de darles las pertinentes indicaciones. Ella es su responsable directa.

José Antonio y Víctor no tardan mucho en llegar. Los tres revisan el equipo, hacen una última higienización del vehículo todoterreno que utilizan y avisan por radio que abandonan la base. En el caso de Víctor, trabajador del servicio de limpieza que adecenta las calles de la ciudad, su turno no ha terminado mucho antes. Ha cambiado prácticamente un uniforme por otro para seguir con su vocación de servicio para el ciudadano.

El objetivo de los tres, esta vez, es el centro de la ciudad y su misión es la de comprobar el correcto uso de las mascarillas por parte de la población. Se trata del actual cometido principal de los voluntarios, especialmente en estos días en los que la ciudad cuenta con unas medidas restrictivas especiales debido a la escalada, de nuevo, de casos de Covid-19. Sin embargo, no es exclusivamente su trabajo: durante el confinamiento decretado por el estado de alarma, los voluntarios de Protección Civil llevaron a cabo una importantísima labor social, la de asistir a muchas personas de avanzada edad que residen solos en Salamanca. Y lo siguen haciendo, aunque en este caso con las personas que, o bien han dado positivo y se encuentran en casa, o han estado en contacto con un caso positivo.

Una mañana con Protección Civil Salamanca (66)

Con inicio en la plaza de Anaya, la patrulla comienza su recorrido por el casco antiguo de la ciudad, cruzando el Puente Romano hasta El Arrabal. Por el camino, detallan a SALAMANCA24HORAS que el perfil de las personas a las que tienen que recordarles cómo se lleva la mascarilla obedece a hombres adultos, muchos de ellos de edad avanzada. El redactor que les acompaña comprueba que, efectivamente, los voluntarios de Protección Civil tienen que llamar la atención a algunas personas, la amplia mayoría hombres mayores que llevan la mascarilla por debajo de la barbilla o mostrando la nariz. Algunas personas, al ver a la patrulla se suben la mascarilla para no recibir la reprimenda —que en todos los casos se realiza con mucho respeto— pero las dudas aparecen con personas que llevan ropa deportiva y se encuentran caminando a un ritmo no muy alto, es decir, el mismo que si estuvieran caminando con normalidad por la calle.

Una mañana con Protección Civil Salamanca (68)

De regreso de la zona del río y ya en la plaza del Poeta Iglesias, los voluntarios acceden al Mercado Central. Allí, tras comprobar el uso de las mascarillas tanto por parte de los clientes como de los trabajadores de los puestos, detectan a un hombre que no lleva la mascarilla puesta y que se encuentra comprando en un puesto. El usuario muestra un permiso firmado por un médico para no llevar el cubrebocas de rigor, por lo que el individuo no es apercibido. 

Una mañana con Protección Civil Salamanca (85)

Una ayuda esencial a domicilio

Durante el estado de alarma, los efectivos de Protección Civil de Salamanca llegaron a realizar casi 700 servicios consistentes en ayudar a personas mayores que por diversas circunstancias no podían salir de su domicilio a realizar sus compras. Mónica asegura que tardará en desaparecer de su mente la soledad que sentían cuando caminaban por las calles desiertas de Salamanca. “A ratos sólo se escuchaba el eco de nuestros pasos”, afirma.

Soledad, precisamente, es la que viven lamentablemente muchos ancianos de Salamanca en su día a día. Y más, si cabe, en un momento como este, con el virus en las calles y la posibilidad de tener que permanecer en cuarentena durante, al menos, catorce días si su situación no se recrudece.

José Antonio, Mónica y Víctor se desplazan en el todoterreno hasta el barrio de Capuchinos para atender a una pareja de ancianos que vive en la zona. Él es Covid-19 positivo y, pese a su avanzada edad, se encuentra en buen estado. Ella, también confinada en la casa, ha comenzado a experimentar síntomas en las últimas horas. Pese a que Mónica ha estado llamándoles por teléfono durante la mañana, no han respondido en ningún momento, por lo que la patrulla decide acudir directamente a la vivienda. Al llamar al interfono comprueban que la mujer está prácticamente sorda.

Una mañana con Protección Civil Salamanca (95)

Desde el descansillo, los voluntarios comprueban que el matrimonio necesita ayuda para la compra, ya que no puede abandonar su domicilio. Los efectivos de Protección Civil toman notas de su estado para avisar al jefe del Parque de Bomberos de Salamanca, su mando superior, que será el encargado de alertar a Servicios Sociales de los síntomas de coronavirus que ha comenzado a experimentar la mujer. También realizan fotografías con el móvil de los productos que la mujer les va mostrando para que se lo compren en el supermercado. Para visitar la farmacia, los efectivos se llevan las tarjetas sanitarias. También les bajan la basura. 

Tras acudir al supermercado del barrio, los tres regresan a la vivienda de los dos ancianos con la compra. El servicio acaba a su regreso al Parque, tras tres horas y media de trabajo voluntario y más de ocho kilómetros recorridos a pie. 

Una mañana con Protección Civil Salamanca (102)

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído