Los informes de vacunación y el justificante de bajas ya pueden consultarse en SacylConecta y en la Carpeta del Paciente

Asimismo, permite descargar los informes y visualizar las imágenes de radiología, a las que se sumarán en los próximos meses otras como endoscopias

2 Comentarios

Sacyl
Sacyl

Los usuarios de Sacyl ya pueden obtener el último informe de Incapacidad Temporal sin tener que concertar una visita con su médico de Familia y sin acudir a su centro de salud, y aquellos que ya han sido vacunados frente al COVID-19, consultar sus informes de vacunación a lo largo de la vida. Este último servicio se irá ampliando de manera progresiva a toda la población y sólo afecta a aquellas vacunas suministradas en el centro de salud.

Tanto la Carpeta del Paciente como la app SacylConecta incorporan ya estas dos opciones de descarga, que se suman a otras utilidades, como la hojas de medicación, pautas de la terapia anticoagulante para pacientes en tratamiento con Sintrom, así como informes certificados electrónicamente con los resultados de las pruebas COVID que les hayan sido realizadas, e informes de resultado de laboratorio. También, desde diciembre se accede a la historia clínica resumida de Atención Primaria.

Además, la Carpeta del Paciente permite consultar y descargar los informes y visualizar las imágenes de radiología, a las que se sumarán en los próximos meses otras, por ejemplo, endoscopias. Se trata de un proyecto en el que ya trabaja Sacyl, y al que se añadirán los resultados de consultas externas de algunas especialidades, algo que se ha implementado en varios hospitales, pero aumentará de manera progresiva.

También, permite consultar y descargar, en la mayoría de las áreas de salud, el alta de hospitalización, alta de urgencias, y la hoja de cuidados de enfermería.

Fuentes de Sacyl explicaron a Ical las ventajas de estas aplicaciones para los usuarios que pueden acceder desde su casa o desde el móvil a su información sanitaria, así como para ahorrar tiempos innecesarios de consultas, con lo que ello implica en tiempos de atención para otros pacientes.

Las ventajas se traducen en los accesos. Por ejemplo, si en 2019 hubo 86.503 personas que consultaron su hoja de medicación, al cierre de 2020 fueron 1,77 millones, incremento derivado también de los efectos del COVID-19. Además, en el último ejercicio hubo 71.202 usuarios que consultaron sus informes radiológicos, por encima de los 41.581 de 2019; y otros 498.280, sus informes hospitalarios, frente a los 1.935 del período anterior, aunque es cierto que este servicio estaba implantado en pocos centros.

A ello se une que a lo largo de la crisis sanitaria quienes accedieron a sus informes de pruebas COVID-19 se elevaron a 1,14 millones: Mientras, en seis meses, 103.029 usuarios accedieron a sus informes de tratamiento de anticoagulación oral o pautas de anticoagulación, y en diciembre, cuando se abrió el acceso a la historia clínica resumida de Primaria, 3.110 personas consultaron sus datos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído