Izquierda Unida solicita una regulación de la cartelería publicitaria en los edificios protegidos y en el centro de la ciudad

Izquierda Unida (IU) presenta este viernes una moción para regular la cartelería publicitaria y otros elementos en los edificios protegidos y en el centro de la ciudad

0 Comentarios

Virginia Carrera | Foto: S24H
Virginia Carrera | Foto: S24H

La concejala de Izuiqerda Unida, Virginia Carrera, considera que "la ciudad de Salamanca debe de poner en orden la publicidad autónoma, más concretamente en el casco histórico y en los edificios de interés o protegidos, desde que fue inscrita en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO hace más de tres décadas”.

"Esta intención de los responsables políticos de entonces cuenta con respaldo social puesto que quién más o quién menos se ha sorprendido por los llamativos o distorsionantes que son algunos de los carteles, rótulos, luminosos, banderolas, etc. que podemos encontrar en nuestra ciudad y que, lejos de aportar o de enriquecer su imagen, más bien la empobrecen, menoscaban y vulgarizan", ha apuntado.

Carrera cree, además, que ese amplio consenso encuentra apoyo en la legislación vigente, tanto en la Ley de Patrimonio Histórico Español, como en la Ley del Patrimonio Cultural de Castilla y León, como en el Plan General de Ordenación Urbana de Salamanca o en el Plan de Gestión Integral de la Ciudad Salamanca aprobado por el Ayuntamiento en noviembre de 2017.

Pese a ello, todavía hoy Salamanca carece de una Ordenanza Municipal Reguladora para este tipo de elementos publicitarios (modelos, colores, materiales, soportes, etc.) y que comprendería otros como los toldos, las vitrinas, las marquesinas, los directorios... que, en base a los principios y pautas legales antes citados y junto con los criterios que este Ayuntamiento ya viene trabajando y que todavía no están recogidos en ningún documento, debe desarrollarse desde el punto de vista técnico, artístico, administrativo y sancionador.

Desde Izquierda Unida, se plantea que el Ayuntamiento debería trabajar en la presentación de un primer borrador antes de la finalización del año 2021, para su aprobación definitiva antes de junio de 2022 y entrada en vigor, a todos los efectos, desde el 1 de julio de 2027.

Lo que propone la formación con este amplio plazo de tiempo, es que los servicios municipales puedan hacer la correspondiente revisión de todo lo existente, regulando de facto la situación de aquellos que ya sean conformes a la nueva Ordenanza; inventariando aquellos que sean de interés histórico, paisajístico, comercial o estético y merezcan su salvaguarda y por tanto se consideren excepcionales a la norma; y también y muy especialmente para que todos aquellos que se instalen desde la aprobación de la Ordenanza ya estén en consonancia con ella.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído