El jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital responde a la reflexión realizada por el presidente del Colegio de Médicos

El jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Complejo Asistencial de Salamanca, Víctor Sagredo, responde a la reflexión realizada en las últimas horas por el presidente del Colegio de Médicos de Salamanca, Santiago Santa Cruz, recogida en la jornada del viernes en SALAMANCA24HORAS

 Hospital Clínico coronavirus (2)
Hospital Clínico coronavirus (2)

El jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Complejo Asistencial de Salamanca, Víctor Sagredo, responde a la reflexión realizada en las últimas horas por el presidente del Colegio de Médicos de Salamanca, Santiago Santa Cruz, recogida en la jornada del viernes en SALAMANCA24HORAS

Sagredo indica que, entre las críticas realizadas por Santa Cruz se encuentra la dedicada a los procedimientos de adecuación terapéutica para el ingreso de los pacientes en UCI. "Por este motivo he realizado un comentario de réplica a dicha crítica que agradecería tuvieran en consideración para publicar", indica a este diario.

Esta es la carta íntegra del jefe del Servicio de Medicina Intesiva del Complejo Asistencial de Salamanca:

Estimado Santiago,

Tu reflexión, a propósito de la invitación del presidente Sánchez en su último discurso, es desde mi punto de vista criticable en muchas de las aseveraciones que realizas. No voy a entrar en las acusaciones a nuestro sistema sanitario de inhumano por el, a tu parecer, deficiente tratamiento sanitario dado a nuestros ancianos o en las situaciones de sobrecarga o abuso a tu parecer a los residentes o jóvenes enfermeros, sin embargo, como responsable del Servicio de Medicina Intensiva del Complejo Asistencial de Salamanca, me gustaría igualmente hacerte unas reflexiones sobre las aseveraciones realizadas en relación al tratamiento de los pacientes críticos.  

Es fácil afirmar que la limitación del esfuerzo terapéutico para denegar el soporte ventilatorio a un paciente cuando está disponible no se sustenta en criterios éticos o deontológicos  y nos acusas alegremente de realizar una actuación sanitaria defectuosa. Y es fácil sobre todo cuando no eres tú el que tienes que tomar esta decisión.  Te aseguro que no lo es, y te lo aseguro porque tanto yo como todos mis compañeros que trabajan en la Unidades de Críticos lo hemos tenido que hacer diariamente, en repetidas ocasiones, con mucho dolor, con pena pero con criterios objetivos y con absoluto convencimiento de la misma.

Y esta afirmación que realizas lo único que refleja es un profundo desconocimiento no solo de la situación dramática que estamos viviendo sino también de la especialidad de Medicina Intensiva. Lo hacemos diariamente, desde que decidimos ser  intensivistas, sin que tenga ninguna repercusión mediática como ahora y lo hacemos porque es parte de nuestro trabajo tomar decisiones de adecuación terapéutica.

Dicho esto y trascribo literalmente el “Documento de RECOMENDACIONES ETICAS para la toma de decisiones en la situación excepcional de crisis por pandemia Covid-19 en la Unidades de Cuidados Intensivos” de la Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias, que cuenta además con el aval de la Sociedad Española de Medicina Interna: En la situación de pandemia global como la actual se produce, temporalmente, un desequilibrio entre las necesidades clínicas y la disponibilidad efectiva de los recursos sanitario. Esta situación excepcional se debe manejar como las situaciones de “medicina de catástrofe” aplicando una atención de crisis excepcional basada en el principio ético de la justicia distributiva y en la asignación adecuada de los recursos sanitarios.

Y me gustaría recalcarte algunos términos de esta afirmación que como ves no es mía, sino de la Sociedad Científica que me representa y apoya.

En primer lugar nuestra actuación sí se sustenta en criterios éticos, en uno de los cuatro principios fundamentales de la ética como es el principio de la justicia distributiva.  Como estoy seguro conoces, nos enfrentamos a una enfermedad que cuando alcanza el grado de afectación que requiere ingreso en Una Unidad de Cuidados Intensivos se acompaña de una altísima morbimortalidad, esto significa que solo algunos pacientes se van a beneficiar de tratamiento intensivo y el ingreso y tratamiento de un paciente con escasa posibilidad de recuperación supone el no tratamiento de personas con mayor posibilidad de sobrevivir y recuperarse. Por esto el Triaje del ingreso en UCI, basado en criterios de ingreso claros y en principios de proporcionalidad, idoneidad  y justicia distributiva consigue maximizar el beneficio terapéutico del mayor número posible de personas. En esta situación no debemos utilizar, como tú sugieres el criterio de temporalidad  y tratar al primero en llegar.  

En segundo lugar me gustaría recalcar el término “efectivo”. Es cierto que casi se ha cuadruplicado la capacidad de atender pacientes críticos, pero muchas de esas nuevas camas se han dotado con medios técnicos de ventilación y monitorización que nos permiten hacer una atención inicial, que no idónea, en estos pacientes con elevados requerimientos ventilatorios.

Por lo tanto, estimado Santiago, el poner en duda la actuación de tus compañeros de Cuidados Intensivos, considerándola  como defectuosa y nuestra toma de decisiones como injusta y arbitraria es, cuando menos, poco apropiada para alguien que ostenta un cargo como el tuyo, Presidente del Colegio de Médicos, entidad que debería arropar y apoyar a todos sus colegiados en las difíciles y dolorosas decisiones que por desgracia algunos hemos tenido que tomar.        

Fdo. Víctor Sagredo Meneses

Jefe de Servicio de Medicina Intensiva


Complejo Asistencial Universitario de Salamanca

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído