José Adrián Cornejo: “Suspender la Semana Santa era la decisión más coherente”

El presidente de la Junta de Semana Santa de Salamanca valora con SALAMANCA24HORAS la suspensión de los actos debido a la pandemia del coronavirus. Esta Semana Santa tenía además un cariz especial para Cornejo, ya que era la última antes de terminar con su mandato, y a pesar de que lo vivirá “con tristeza”, reconoce que teniendo en cuenta las circunstancias, era la mejor decisión. Sin embargo, la Junta de Semana Santa ya trabaja para que los cofrades y hermanos puedan vivir la semana de pasión desde sus casas con diferentes iniciativas. 

 José adrián cornejo   Junta de cofradías
José adrián cornejo Junta de cofradías

Por primera no va a haber Semana Santa en Salamanca.

Nosotros ya veníamos trabajando con la idea de suspenderla desde el 11 de marzo. Me reuní con los hermanos mayores porque la situación era delicada. Estábamos pendientes de las noticias que fueran llegando de la Consejería de Turismo. El día 13 tuvimos que tomar la decisión de suspenderla. La decisión fue dolorosa porque era una decisión que nunca se había tomado. Pero también éramos conscientes de la situación y pensamos que para 15 días no tendríamos tiempo de organizarla. Mal pero era la decisión más coherente.

¿Es el momento más duro que ha afrontado como presidente de la Junta o cree que los ha habido peores?

Sí, para mí ha sido la decisión más dura que he tenido que tomar, suspender todas y cada una de las procesiones. Alguna vez hemos tenido que suspender alguna por la meteorología, pero espero que sea la única vez que tengan que suspenderse todas. Ha sido de las peores decisiones que haya tenido que tomar como presidente.

¿Cuándo supo o intuyó que no se iba a celebrar? Porque hasta el último momento intentaron tomar medidas cambiar el besapiés por una reverencia.

Ya el primer viernes de Cuaresma le dijimos a la Congregación de Jesús Rescatado que lo sustituyeran por la reverencia previniendo que la situación estaba empeorando. A partir de ahí empecé a tener contacto con los hermanos mayores. El día 13 estuvimos en contacto todos los presidentes de la Semana Santa de la comunidad y a última hora, y con el consenso de la Junta de Castilla y León, optamos por suspender todos los actos, incluido el pregón. Era doloroso porque era mi último pregón, pero si no tomábamos la decisión por nuestra cuenta, iba a ser obligatorio. Esperemos que sirva para que el país se regenere lo más rápido posible.

Este año además era el estreno de la Archicofradía del Rosario.

Lo han asumido con naturalidad, son conscientes de la situación. Quiero pensar que les va a dar un poco más de ilusión para que el año que viene lo organicen y se preparen mejor todavía, porque habría sido muy precipitado, tenían poco tiempo. Imagino que ha sido doloroso, pero van a tener más tiempo para prepararse de cara a que el año que viene puedan brillar con más luz.

En algunas ciudades se ha propuesto aplazar la Semana Santa a otras fechas como septiembre. ¿Sería usted partidario de hacerlo en Salamanca?

No, no soy partidario. Una carta del Vaticano daba la opción de hacerla el 14 y 15 de septiembre. Es inviable, son dos días laborables y en Salamanca coincide que son ferias. Sería muy complejo. La Semana Santa se ha tenido que suspender por circunstancias muy especiales. Las cosas tienen su momento y serían dos días que no van a ninguna parte. Por mí lo dejaría ahí y esperaría a que llegue el año que viene con más ganas todavía.

¿Está previsto que cada hermandad haga algo, aunque sea desde casa o se pierde así la esencia?

Sí, estoy en contacto con las cofradías desde este miércoles, lo tengo que consensuar con ellos. Probablemente tomemos alguna iniciativa de hacer un recordatorio, está en la mente de la Junta hacer algo durante todos los días de la Semana Santa. Es una idea que parte de la Junta pero lo tengo que consensuar con los hermanos mayores. No va a haber ningún problema para vivir la semana de pasión desde casa.

¿Se ha previsto en Salamanca que se hagan misas virtuales?

Sí, la Diócesis va diciendo que jueves y viernes santo tienen abierto las redes sociales y se hará. También es cierto que la situación de la Diócesis es crítica por la muerte de dos sacerdotes. Estamos en contacto con ellos y participaremos de las misas que hagan virtualmente.

¿Los pasos e imágenes quedarán expuestos una vez acabe la cuarentena?

No, cuando se suspendieron las procesiones las cofradías estaban montando los pasos y preparando el material. Una vez que se tomó la decisión lo han guardado todo, no se va a exponer nada porque habría que sacar todo. Los pasos  y elementos procesionales están guardados y no es el momento de volverlos a sacar. No se va a poder hacer nada, supone un trabajo extra.

Usted anunció que este sería su último año como presidente. ¿Esta suspensión cambia la decisión?

No, no cambia para nada. Es un acontecimiento que no esperaba: iba a ser mi última Semana Santa, mi último pregón… pero no cambia en absoluto. Si todo trascurre con normalidad, en junio habrá elecciones, y si no se pudieran celebrar por las circunstancias, pediré una dispensa al obispo para celebrarlas más tarde. Yo acabo mi legislatura como anticipé hace 4 años y sigo con la misma idea. Hay que dejar paso a gente nueva y retirarme, que ya son 10 años.

José Adrián, ¿cómo va a vivir usted personalmente la Semana Santa?

La verdad es que la voy a vivir con tristeza, más que nada por la situación del país y por lo que está aconteciendo. También por no participar y no tener la actividad que anualmente teníamos, pero intentaré recordar todos los días qué procesión tendríamos y qué es lo que haríamos para paliar esa tristeza. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído