José María, el fontanero salmantino que encontró el cuerpo de Esther López en menos de una hora

Tras días de búsqueda por parte de la Guardia Civil y voluntarios, fue un salmantino quien en apenas una hora dio con el cuerpo de la joven

Guardia Civil en Taspinedo | Agencia ICAL
Guardia Civil en Taspinedo | Agencia ICAL

Llegó sobre las 9:30 horas a Traspinedo el 5 de febrero y no pasó ni una hora y ya había dado con el cuerpo de Esther López. José María es un fontanero salmantino de 47 años, y no un senderista como se informó el día del hallazgo, que decidió desplazarse hasta la localidad vallisoletana para ayudar en la búsqueda del cuerpo de la joven, después de semanas de búsqueda por parte de la Guardia Civil.

La información ha salido a la luz tras levantarse el secreto de sumario, tal y como informan medios como El Confidencial o el Diario de Valladolid.  José María aparcó su vehículo en el restaurante La Maña y desde allí comenzó la búsqueda de una joven a la que “no conocía de nada”.

Tal y como relata El Diario de Valladolid (El Mundo) José María caminó por el arcén en dirección al pueblo, “pasó por varias parcelas, rodeó chalés y peinó esplanadas. Sabía más o menos por dónde habían discurrido las infructuosas batidas y decidió ir en la otra dirección, dejando el río atrás”.

Así, en torno a las 10:20 horas, este fontanero salmantino vio el cuerpo de Esther López en el punto kilométrico 0,8 de la carretera VP2303, a simple vista, “Estaba de espaldas. Llamé inmediatamente para avisar. Enseguida llegó un coche de la Guardia Civil. Durante el tiempo que estuve esperando ninguna persona manipuló el cuerpo ni se acercó a él", afirmó José María R. C. aquella mañana del sábado 5 de febrero.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído