La Junta anuncia el cierre de los colegios y solicita al Gobierno que declare el estado de alarma en Castilla y León

Así lo ha confirmado Fernández Mañueco en rueda de prensa. También ha solicitado limitar todos los negocios a excepción de farmacias y supermercados

 Alfonso Fernández Mañueco
Alfonso Fernández Mañueco

La Junta de Castilla y León ha anunciado oficialmente que se cierran todos los centros educativos, de todos los niveles -desde guarderías hasta universidades-, como consecuencia de la crisis del coronavirus. Además, ha solicitado al Gobierno que declare el estado de alerta en la Comunidad, según ha detallado Alfonso Fernández Mañueco en la mañana de este viernes, 13 de marzo.

Por su parte, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha afirmado que el sistema sanitario está "perfectamente preparado" para dar respuesta a esta crisis así como al resto de situaciones "como enfermedades cardiovasculares o cáncer" siempre y cuando se contenga la situación y se mitigue el pico de enfermos con Covid-19.

El vicepresidente, Francisco Igea, ha anunciado por su parte la petición a los ayuntamientos de la cancelación de los servicios de transporte urbanos desde esta noche, así como el cierre de bares, discotecas y pubs, entre otras medidas.

Los tres políticos -presidente, vicepresidente y consejera- han comparecido en rueda de prensa para detallar todas las medidas que ha decidido aplicar el Gobierno regional con motivo de la crisis del coronavirus. Medidas “complejas y difíciles que van a ocasionar molestias para la vida diaria”, ha lamentado Fernández Mañueco, pero que la Junta ha de asumir.

Igualmente, el presidente de Castilla y León ha pedido “responsabilidad individual y colectiva” a la sociedad de Castilla y León, pidiendo la colaboración de todas las mujeres y hombres “en un momento de especial gravedad”, opinando que la sociedad actual es “madura y comprometida”, lo que permitirá superar “los difíciles momentos” cuanto antes.

Las principales medidas adoptadas son el cierre de todos los centros educativos de la Comunidad, que afecta a cerca de medio millón de estudiantes, así como la limitación y restricción de visitas a centros de mayores.

Pese a ello, Fernández Mañueco ha insistido que “estas medidas no son suficientes” y hay que seguir las líneas marcadas por Europa en contención social, pidiendo la reducción del transporte público a su máxima expresión -en medida de lo posible- y solicitando al Gobierno de España que declare el estado de alarma.

También ha reiterado que se solicita la limitación de la actividad de todos los comercios, especialmente de los de ocio -como bares, cines, teatros o discotecas-, salvo los dedicados al suministro de alimentos y productos médicos. Es decir, todo salvo supermercados y farmacias.

“No es lo mismo una letalidad del 2% para 100 habitantes que para 10.000”

Por su parte, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha enumerados los casos de Covid-19 que hay en la Comunidad, que prácticamente se han duplicado en 24 horas, demostrando que es una enfermedad “altamente contagiosa”. Igualmente, ha añadido que la letalidad, del 2%, “no es lo mismo para 100 habitantes que para 10.000”, motivo por el que se aplican estas medidas de contención.

De hecho, la actividad más importante es la de “prevención”, y cree que las medidas aplicadas el pasado miércoles en Miranda de Ebro “están dando resultados” ya que los casos no han aumentado tanto como se esperaba, si bien el período infeccioso está entre 7 y 12 días en los casos más moderados y más de dos semanas en los graves, por lo que lo lógico es que sigan aumentando los enfermos en los próximos días.

El objetivo sigue siendo “mitigar la infección”, de ahí las medidas de distanciamiento social que sugieren el Centro de Prevención y Control de Enfermedades Contagiosas de Europa para mitigar el pico. Para eso es fundamental “mantener unas medidas correctas de higiene”, ha incidido Verónica Casado, asegurando que son más vitales que el usar mascarillas que “no es lo que más nos protege”.

Eso sí, la consejera ha confirmado que “el sistema sanitario, si contenemos bien la subida, podrá perfectamente dar respuestas a esta situación así como al resto de situaciones, como enfermedades cardiovasculares o cáncer”, y confía en que la población entienda “la gravedad de la situación con mesura y templanza”.

Estas decisiones evitarán un “crecimiento exacerbado” ya que lo importante es “la prevención”, porque “es mucho mejor prevenir que encontrarnos con la enfermedad” que, por el momento, no tiene ni tratamiento. Igualmente, Verónica Casado ha pedido a la población que salga de su casa “lo menos posible”, sólo para acudir a supermercados y farmacias, y que eviten aglomeraciones.

De la misma manera, ha recordado que “el pánico no es bueno” pero sí mostrar una actitud de prevención, y cree que cuanto antes se apliquen las medidas pertinentes “menos impacto tendrá en la salud de las personas”. 

Solicitada la suspensión del transporte público a partir de la medianoche

Francisco Igea fue el encargado, como portavoz de la Junta, de anunciar las medidas. Estas son, además de reforzar el teléfono habilitado para atender a la población (900 222 000), suspender la actividad lectiva de todos los centros escolares, cerrar todas las residencias universitarias -salvo para aquellos alumnos extranjeros que no puedan regresar a sus países-, suspender las visitas a los centros residenciales públicos y privados salvo circunstancias individuales, cerrar todos los centros de días y ocupacionales o cerrar las residencias juveniles y centros de alto rendimiento.

El vicepresidente ha recomendado, además, suspender toda la actividad de los establecimientos de ocio y de cualquier comercio salvo supermercados y farmacias además de gasolineras, y ha solicitado la suspensión del transporte urbano colectivo a partir de la medianoche. También pide que se mantenga abierto “cualquier establecimiento relacionado con los bienes y servicios de carácter esencial para la población”.

Pero Igea también ha pedido que se guarden las medidas de seguridad de manera “rigurosa” y que se mantenga una distancia de seguridad mínima entre personas. Eso también incluye las ceremonias religiosas y litúrgicas: “Pedimos a los fieles que sigan a través de los medios de comunicación los actos religiosos que no se suspendan”, ha apuntado, si bien aboga por la suspensión.

Todas estas medidas durarán, por el momento, quince días a partir de hoy. Si no se han aplicado antes es porque, según ha aclarado Igea, es porque “teníamos la preocupación de que, al mandar a 500.000 personas a sus casas, contribuyésemos a difundir la enfermedad”.

Sobre el mundo rural, Verónica Casado ha considerado que “hay que tener mucho cuidado” porque las personas mayores que habitan en los municipios “son las más frágiles y pueden tener mucho problema”, si bien hay una gran cantidad de muchos profesionales atendiendo a todas estas poblaciones y ha mostrado su tranquilidad “si todo el mundo hace lo que tiene que hacer”. 

No se prevé aplazar las oposiciones para profesor pero no se descarta si en junio la situación sigue siendo similar

El vicepresidente de la Junta anunciaba también que habían remitido una carta a la Conferencia Episcopal pidiendo que cancelase de manera oficial los actos previstos por la Semana Santa y comentaba que había mantenido conversaciones con el arzobispo de la Comunidad “que ha entendido perfectamente nuestra petición”.

Sobre las oposiciones para profesor de Secundaria o la EBAU, Igea ha detallado que, como son en junio, no prevén aplazarlas, pero que si la situación fuera similar en dicho mes “y si fuera preciso”, no descartan trasladarlas de fechas. No así con la EBAU, algo que corresponde al Gobierno de España.

En el caso de aplicarse medidas más restrictivas -como el prohibir salir a la calle- Francisco Igea ha afirmado que utilizarán “toda la fuerza legal necesaria para su obligado cumplimiento”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído