​La Junta anuncia una mayor regulación de “los calendarios, frecuencias y horarios” de los transportes urbanos metropolitanos e interurbanos

Así lo ha confirmado Suárez-Quiñones, consejero de Fomento y Medioambiente, y servirá para cumplir con una  orden ministerial que restringe aún más la movilidad

 Autobús averiado en Correhuela 2
Autobús averiado en Correhuela 2

El consejero de Fomento y Medioambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha comparecido en rueda de prensa junto a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para dar cuenta de las actuaciones que está realizando la Junta de Castilla y León en materia de protección civil, en transporte y movilidad, en situar la logística de la Comunidad al servicio del operativo de sanidad y de tratamiento de residuos que están teniendo lugar con motivo de la crisis del Covid-19.

Suárez-Quiñones quiso agradecer a todo el personal que está en primera línea frente al coronavirus, desde los sanitarios hasta las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado pasando por los transportistas y empresarios que “han mantenido unos servicios mínimos esenciales que mantienen los distintos servicios”.

Igualmente, el consejero destacó la reducción de movilidad que se ha producido gracias al “criterio restrictivo” que se tienen en el sistema de transportes de Castilla y León. Si en la primera semana del estado de alarma apenas hubo un 15% del transporte metropolitano y el 10% del interurbano, en esta segunda semana se ha reducido al 8% y al 6%, respectivamente. Mismas cifras que ostenta el transporte a la demanda que, aunque no redujo su oferta -sí lo hicieron los otros tipos de transportes-, ha contado con la responsabilidad de los usuarios que sólo lo utilizan “para asistir a servicios básicos como farmacias o tiendas de alimentación”.

Pero además, el consejero ha anunciado que la Comunidad está ultimando una nueva orden que ajustará aún más “los calendarios, frecuencias y horarios” de los transportes urbanos metropolitanos e interurbanos para cumplir con la nueva orden del Ministerio de Transportes y que restringe en mayor medida la movilidad.

Transportistas y taxistas recibirán mascarillas gracias a un reparto “ágil” que se realiza las 24 horas del día

Igualmente, Suárez-Quiñones ha informado sobre que, aunque la Junta continúa esperando una concreción por parte del Ministerio de Transportes para regular el reparto de mascarillas a transportistas, ya ha adelantado el reparto y ha dado 20.000 mascarillas a través de las asociaciones mayoritarias.

Un reparto que continuará en los próximos días, al igual que el que se ha realizado a trabajadores del sector del taxi, donde el Gobierno regional ha movilizado la misma cantidad (20.000) de mascarillas para ayudarles en materia de protección. No son los únicos, puesto que se han repartido 4.000 mascarillas entre los empleados del suministro de combustible “para ayudar a garantizar la seguridad”.

Este reparto es posible gracias a la centralización de la logística que ha permitido un tratamiento “ágil” del material durante las 24 horas del día. “Recibimos todo el material al almacén central, en Valladolid, ya sea el adquirido por la Junta, el donado o el recibido por parte del Gobierno de España y empresas, y podemos repartirlo a cualquier hora del día o de la noche”, ha detallado el consejero.

Por el momento, y gracias a la inversión de en torno a 46,5 millones de euros, se ha movilizado un total de más de 4.288.000 unidades “de cualquier tipo de material de protección” de un total adquirido de más de 26.118.000 unidades. En total, 14 vuelos de los que ya se han recibido “10 en su totalidad”, mientras que los otros cuatro está previsto que lleguen “esta semana”.

Eso sí, eso no implica que la Junta deje de adquirir material, ya que Suárez-Quiñones confirmaba que “seguiremos adquiriendo” para así cumplimentar todas las necesidades que puedan tener los profesionales de la Comunidad.

Centros de coordinación provinciales y autonómicos para “anticiparse a las situaciones” y “coordinar las actuaciones”

En la misma comparecencia, Suárez-Quiñones ha resaltado que, desde que se estableciera el estado de alarma a través de un Real Decreto, la Junta realizó un Plan Territorial de Protección Civil (Plancal) que estableció un Centro de Coordinación Operativa Integrado (Cecopi) regional, dirigido por él mismo junto al delegado del Gobierno en Castilla y León, José Javier Izquierdo, y en el que hay responsables sanitarios y logísticos; y unos Cecopi provinciales en los que están los subdelegados del Gobierno de cada provincia, los delegados territoriales de la Junta, los presidentes de las diputaciones y los alcaldes de los municipios de más de 20.000 habitantes de cada provincia, además de “todos aquellos integrantes que en el Cecopi consideren adecuados”.

Dichos Cecopi sirven para integrar y poner a disposición de los servicios sanitarios los diferentes recursos “tanto públicos como privados” y mantienen reuniones diarias y periódicas, estando en “permanente contacto” con el Cecopi autonómico, y este a su vez con el Comité Técnico de Seguimiento del Coronavirus. El objetivo es “anticiparse a las situaciones” y coordinar las diferentes actuaciones, como “coordinar las desinfecciones de la UME o movilizar los medios, tanto personales como materiales, así como realizar informes”, detallaba el consejero.

Por último, Suárez-Quiñones confirmaba que la actividad de control de especies a través de la caza, concretamente del lobo, ha quedado suspendida con motivo del estado de alarma; y que pese a que durante el mes de marzo hubo en la Comunidad un total de 69 incendios forestales, porque "la vida sigue", pero todos fueron extinguidos por los diferentes operativos que continúan realizando su trabajo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído