​La Junta apuesta por desconfinamientos según territorios y recuerda que “en esta situación de entrada y salida vamos a estar muchos meses, y tenemos que aprender a vivir con ello”

El vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Francisco Igea, ha recordado que el objetivo de todos debe ser “tener el menor número de daño posible y salir de aquí lo antes posible”, y no “ganar en las encuestas, porque esto no es una campaña electoral”, reiterando su apoyo total al Gobierno nacional

 20200422 CONSEJO GOBIERNO 12
20200422 CONSEJO GOBIERNO 12

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha comparecido en rueda de prensa para dar su valoración sobre una posible desescalada del confinamiento, insistiendo desde el primer momento en que “no es el momento de la desescalada, es el momento del diseño”.

De hecho, ha explicado que la Junta está fijando las zonas de salud de la Comunidad en la que se puede ver la cantidad de casos nuevos (posibles) que ha habido en dichos lugares en los últimos 7 o 14 días, ya que desde el Gobierno regional entienden que “es importante la segmentación geográfica para avanzar rápidamente en los sitios en los que hay menos incidencia de casos”.

Es decir, que si bien esa desescalada dependerá de las medidas de contención social que vaya fijando el Gobierno de España así como del compromiso de las autoridades locales (tanto ayuntamientos como diputaciones), Francisco Igea confirmaba que ellos apostarán por permitir un primer desconfinamiento, siempre paulatino y gradual, en aquellas zonas de salud donde lleven dos semanas sin ningún caso nuevo de Covid-19.

“Si continuamos haciéndolo bien, esas zonas serán las primeras que puedan volver a la normalidad”, afirmaba, reiterando que las medidas “no pueden ser iguales en todos los territorios”, siendo esta una de las bases de las propuestas de Castilla y León para la desescalada nacional, algo que transmitirán este viernes al Gobierno nacional.

Desde la Junta se apuesta por una desescalada “según la situación epidemiológica” de cada región, recalcaba Igea, confiando en que los sucesivos estados de alarma vayan reflejando esa flexibilidad que permita decretar “confinamientos parciales”.

Porque, como apuntó el vicepresidente de la Junta, “es seguro que en esta situación de entrada y salida vamos a estar muchos meses, y tenemos que aprender que es una situación que exige ensayo y error en muchas ocasiones”, ya que la situación es incierta “y hay muchas cosas que no sabemos, como la inmunidad o la transmisibilidad del virus, por lo que habrá que reconsiderar muchas situaciones”.

“Todos estamos cansados y queremos salir, pero si se sale demasiado rápido habrá que volver al confinamiento masivo”

Igualmente, el portavoz de la Junta coincidió en que, después de cinco semanas de confinamiento, “todos estamos cansados y queremos echar a andar y salir de casa”, pero insistió en que “si se sale demasiado rápido, habrá que volver al confinamiento masivo”, y que no estamos ante un falso dilema de “ruina o muerte, sino que si hacemos mal las cosas, puede que tengamos las dos opciones”.

Por ello, mostró su tranquilidad, serenidad y apoyo al Gobierno nacional, y afirmó que “aunque hagamos planteamientos críticos y siempre con rigor científico, todos tenemos el mismo objetivo, que no es ganar en las encuestas, porque esto no es una campaña electoral ni una guerra, es una pandemia. Ese objetivo es lograr el menor número de daño posible y salir de aquí lo antes posible”.

Francisco Igea criticó así a todos los que “han pensado que se pueden comportar como se comportan habitualmente o viendo cómo quedan guapos en las encuestas. Y no se trata de eso”, sino que el fin debe ser “salir de aquí con el menor daño posible”. Eso sí, para eso “tenemos que intentar dar un orden lógico a las cosas”, que primero es lograr un consenso científico, luego un consenso político y después “anunciaremos las cosas”.

“Tenemos que encontrar soluciones para los sectores como la hostelería que viven con preocupación”

Este jueves, el Grupo Autonómico para la Desescalada se reunirá para fijar un documento definitivo que transmitir al Gobierno nacional en la reunión fijada para el viernes. Dicho grupo está formado por diversos consejeros ya que esta crisis “va mucho más allá de los aspectos sanitarios”, y trata de buscar “soluciones más ágiles, pero seguras, a los sectores como la hostelería que viven con preocupación el anuncio de que ellos serán los últimos en volver a la actividad”.

Así pues, y pese a que hay sectores que ya han vuelto a la normalidad laboral, la idea de la Junta es encontrar soluciones para aquellos en los que mantener las medidas de distanciamiento sea más difícil y “dar instrucciones claras para no demorar la vuelta al trabajo de esos sectores”, si bien los criterios demográficos y geográficos también deben influir en esto.

Sobre la hostelería, Igea reconoció que es “uno de los sectores que viven esta situación con más angustia” y que en “todas las estrategias aparecen los últimos en la desescalada”, si bien intentarán plantear una estrategia específica de distanciamiento y seguridad “que nos permitan que no tengan que esperar tanto tiempo”.

Pero para que esto sea posible pidió confianza “en los gobiernos y en los grupos de expertos que están diseñando estas estrategias”, ya que antes de cualquier medida y de cualquier acuerdo político se ha de llegar a un acuerdo científico. 

Por tanto, desde este grupo autonómico intentará establecer “condiciones de seguridad” siempre a través de un diseño coherente y que se fijará en el documento que será definitivo este jueves y que esperará, posteriormente, al documento nacional.

Una aplicación que fije la trazabilidad del virus en la Comunidad y en el país para diseñar la desescalada

Volviendo al tema de la desescalada, el vicepresidente de la Junta también reflejó la necesidad de tener todas las herramientas necesarias para que esta sea posible, puesto que por el momento sólo el confinamiento se ha demostrado como medida eficaz para frenar el virus.

Una de esas medidas, y tal y como han solicitado al Gobierno nacional, es una aplicación para los móviles que fije la trazabilidad del virus, tanto en la Comunidad como en toda España, y que permitiría ir diseñando la desescalada de manera progresiva, ya que se realizaría un seguimiento de la infección “no sólo con test directos, sino de manera indirecta”.

Además, las UCIs deberán estar por debajo del nivel actual ya que “si hay un rebrote, tendremos un problema”. “En algunos sitios se podrá avanzar más rápido que en otro, pero lo importante es avanzar con seguridad”, concretó Igea, quien señaló que este viernes trasladarán al Gobierno de España un documento definitivo sobre cómo afrontar la desescalada con varias propuestas, si bien llevan hablando de ellas varios días. “Estrategia no creo que nos falte”, indicó el portavoz de la Junta.

“El presidente del Gobierno es mi presidente, y nuestra tarea es intentar ayudar a hacer las cosas con el mayor sentido común posible”

Sobre el tema de la desescalada paulatina y que los niños puedan, desde este domingo, salir a dar pequeños paseos, Francisco Igea recordó que todavía estamos en fase de transmisión comunitaria del coronavirus y que sólo el confinamiento es capaz de frenar dicha expansión por lo que, si bien le parece importante que los niños puedan salir, valoró que “probablemente no sean los que más sufren el confinamiento, ya que son los más plásticos y capaces de adaptarse a las situaciones”.

De hecho, el vicepresidente señalaba que hay personas con problemas de salud, como diabéticos o gente con atrofias musculares, que necesitan hacer ejercicio y salir cuanto antes, si bien “las decisiones han de estar basadas en criterios que protejan siempre a los más vulnerables”. 

“A todos nos gustaría que se anunciase que el lunes se puede salir a correr, pero no es posible”, afirmaba Igea, quien también aseguraba que “el presidente del Gobierno es mi presidente, y nuestra tarea es intentar ayudar a hacer las cosas con el mayor sentido común posible”, aseverando que ellos no harían sangre de cualquier “error o desliz” porque “eso sería un error para nuestros ciudadanos”.

Por ello, tampoco se aventuró a dar fechas, “un error en el que yo mismo caí al principio”, porque lo hay que fijar son “condiciones, de transmisión y de casos nuevos”. Los pasos que se han de dar, además, “deben revisarse cada dos semanas, ya que ese tiempo nos permite evaluar la incidencia que tienen las medidas y el número de enfermos nuevos que hay”.

Igea también agradeció, por su parte, la lealtad que está mostrando la oposición en Castilla y León, especialmente los portavoz del PSOE y de Podemos, que están trabajando “de manera coordinada y cohesionada” junto al Gobierno regional.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído