​La Junta decidirá este miércoles si prorrogar las medidas restrictivas en Salamanca, aunque es “bastante probable” que así sea, y no se descarta que se prolonguen en el tiempo

La consejera de Sanidad explicaba que tienen que recabar los datos de la última semana pero que, hasta la fecha, la situación en la capital es similar, motivo por el que apostarán por continuar con la restricción de reunión. En vigor desde el pasado jueves y avalada por la Justicia, la orden fija que no pueden juntarse más de 6 personas en terrazas y restaurantes, 15 en velatorios, 25 en cines y teatros y 50 en los toros, entre otras limitaciones

 Casado 2
Casado 2

Mañana se cumplen siete días desde que la Junta de Castilla y León decidía implementar una serie de medidas restrictivas que limitaban el aforo de las reuniones tanto en la ciudad de Salamanca como en la de Valladolid. Medidas "duras y restrictivas” que rigen que no se puedan juntar más de 6 personas en terrazas y restaurantes, 15 en velatorios, 25 en cines y teatros y 50 en los toros, entre otras restricciones de reunión.

Si bien en un primer momento sólo se instauraron durante siete días, período que marca la ley que la Justicia avaló, la Junta decidirá este miércoles, 9 de septiembre, si prorrogar las restricciones durante, al menos, una semana más. Aunque es “bastante probable” que así sea, ha reconocido la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en rueda de prensa.

Y es que dada la evolución de los últimos siete días, la Junta considera que, salvo cambio drástico en las próximas 24 horas, tanto en Salamanca capital como en Valladolid se sigue produciendo transmisión comunitaria del coronavirus, motivo por el que hay que seguir aplicando medidas restrictivas. Eso sí, por el momento el confinamiento queda descartado -aunque no en el futuro- ya que “con las tasas actuales, sería desproporcionado, y tenemos que optar por medidas proporcionadas”.

Casado indicaba que, como ya se explicó la pasada semana en rueda de prensa, con la aplicación de las medidas durante siete días no es suficiente ya que “el resultado efectivo no se empieza a ver hasta pasados 10 días o más”.

Es por ello que consideran que se ha de seguir “muy vigilantes” sobre las zonas básicas de salud de ambas capitales de provincia durante, al menos, los próximos siete días, si bien la consejera no ha descartado que continúen aplicándose en el tiempo porque “son dos ciudades grandes con mucha densidad de población”. Aunque, eso sí, también matizaba que espera que con prolongar las medidas durante una semana más “sea suficiente”.

“Si se montó la que se montó cuando tomamos las medidas, si las llegamos a tomar antes…”

Al ser preguntada de si creían que las medidas restrictivas tomadas en Salamanca y Valladolid debían haber sido aplicadas con antelación, Verónica Casado respondió con contundencia que no y aseguró que “si se montó la que se montó cuando tomamos las medidas, si las llegamos a tomar antes…”.

De hecho, la consejera recalcó que estas medidas, “que no son una Fase 1 porque la movilidad no está restringida”, no se tomaron por la proximidad de las Ferias y Fiestas de ambas ciudades, sino por un criterio epidemiológico “del que no hay que desviarse”. “Había claros indicios de transmisión comunitaria y la tasa epidemiológica era bastante alta”, proseguía, admitiendo también que las Ferias y Fiestas de ambos municipios eran un factor de riesgo añadido.


En los últimos 7 días, Salamanca capital ha contado con 307 nuevos positivos, con una tasa de incidencia de 18,41 casos por cada 10.000 habitantes. Las zonas básicas que más preocupan siguen siendo Garrido Norte, Garrido Sur, Elena Ginel Díez (Tejares) y San Juan, si bien todas ellas, al igual que el municipio charro, registran una “incidencia similar a la de la semana pasada”.

Verónica Casado valoraba que la aplicación de las medidas restrictivas ha permitido que, a lo largo de esta semana, ni Salamanca ni Valladolid cuenten con un número de casos tan alto como lo sería sin dichas restricciones, puesto que a su parecer la cifra sería, sin limitaciones, “muchísimo, muchísimo mayor”.

Es por ello por lo que se decidió actuar de forma coordinada y con la mayor anticipación posible, y con un solo objetivo: “salvar vidas”. Porque, como manifestó la consejera, “nuestro deseo es que no hay más muertos y que, si los hay, que sean los menos posible”.

Las zonas básicas que más preocupan de toda Castilla y León no están en Salamanca

La consejera mandaba, igualmente, un mensaje de tranquilidad a la población salmantina, explicando que las zonas básicas de salud que más preocupan no están ni en la ciudad ni en la provincia charra y señalando que si continuamos con una responsabilidad individual necesaria, la situación mejorará.

Asimismo, destacó el trabajo de los rastreadores, sin los que “no hablaríamos de estas cifras”, y dejó caer que cualquier municipio de Castilla y León podría llegar a ser confinado si aparece una transmisión comunitaria descontrolada que precisase de medidas drásticas para frenarla.

Para evitar eso, Casado pidió a los ciudadanos que cumplan la regla de las ‘3M’: utilizar las mascarillas, respetar el metro y medio de seguridad y lavarse regularmente las manos, ya que son “las medidas más útiles para reducir los contagios”.

Sobre la vuelta al cole, la consejera remarcó la “apuesta por las aulas seguras” que ha hecho Castilla y León e insistió en que los más pequeños tienen un derecho a formarse que hay que respetar, si bien esto implica dar una mayor seguridad al ámbito escolar. Eso sí, también pidió a padres y madres que vigilen a sus hijos y que, ante el menor síntoma, se queden en casa y alerten a su centro de salud.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído