Desescalada por zonas básicas de salud en Castilla y León: “No vamos a estar confinados pueblos con 200 o 400 habitantes que no tienen ningún caso”


La Junta ha propuesto que en Castilla y León la desescalada tenga en cuenta la segmentación geográfica de la comunidad por su dispersión y su baja densidad de población

 Sin título
Sin título

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha ofrecido este sábado una rueda de prensa para valorar la situación sanitaria de la comunidad en la crisis del coronavirus. Tras ofrecer los datos actualizados (483 casos nuevos en Castilla y León, con un total de 18.259; y 95 nuevos en salamanca sumando 2.976), Casado atribuía el aumento de casos con el número de test que se están haciendo en todas las residencias de mayores.

No obstante, afirmaba que “da la impresión de que no está habiendo un repunte global tras la Semana Santa y la incorporación de algunos trabajadores”, ya que “también estamos viendo que no hay ningún incremento a nivel de ingresos, en Atención Primaria o en el número de atención al coronavirus 900 222 000”.

Esto también se ve reflejado en el sistema Medora en el que los médicos introducen también las sospechas de contagio. Aunque hay 39.400 personas en activo actualmente, ha llegado a haber 53.500 casos registrados y en un día han bajado 400, las personas que han sido dadas de alta: “Es la primera vez que sucede, es una caída muy importante”.

La consejera aseguraba que “no se ha hecho nada mal”, sino que, precisamente tras seis semanas de cuarentena, “hemos conseguido que se aplanara la curva”. “Si no hubiéramos conseguido entre todos aplanar la curva, el sistema sanitario hubiera colapsado y el número de fallecidos habría sido más importante”, apuntaba. Para ello, la cuarentena ha sido la medida más importante, aunque sobre la posibilidad de haberla empezado antes, valoraba que “a posteriori es muy fácil decir las cosas”.

Propuesta de desescalada por zonas básicas de salud

Ayer viernes tuvo lugar una reunión con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y con la vicepresidenta Teresa Rivero, en la que se expuso un documento general sobre las capacidades sanitarias esenciales que se deben garantizar en Atención Primaria y hospitales y sobre los datos a tener en cuenta para desescalar con cierto nivel de confianza. Este documento, que por el momento es un borrador, será tratado el lunes con los técnicos del comité de la Junta.

En este sentido, tal y como explicaba Verónica Casado, la mayoría de las comunidades autónomas considera que es bueno que haya una referencia común, sin perjuicio de que cada territorio tenga una capacidad de adaptación diferente. Por eso, opinan que en el caso de Castilla y León el marco geográfico se debe tener en cuenta, por lo que proponen que más allá de trabajar con las provincias, se tenga como referencia las zonas básicas de salud.

Detallaba que esta segmentación geográfica es esencial por la dispersión y la baja densidad de población: “No  vamos a estar confinados pueblos con 200 o 400 habitantes que no tienen ningún caso”. Asimismo, también contraponía que las zonas con más casos tendrán que ser las últimas en hacer la desescalada, “a no ser que no haya casos nuevos y se pueda hacer”.

Test a los trabajadores que se incorporen

La consejera de Sanidad avanzaba en la rueda de prensa que, mientras recibe las instrucciones del Ministerio, desde la Consejería trabajan en una Orden para establecer los criterios de a qué personas se deben hacer test en la incorporación laboral. Y aunque no ofrecía más detalles en este sentido, más allá de que “los criterios van a ser muy parecidos a la población general “, sí avanzaba de que “los servicios de prevención de riesgos laborales tendrán un papel muy importante”, en coordinación con el Sacyl para los sistemas de registro.

En cuanto a los test que siguen llegando a la comunidad, la última remesa aterrizó en avión la noche del jueves, la consejera de Sanidad explicaba que tras el recuento del viernes, este mismo sábado están llegando a Atención Primaria y a los hospitales. Concretamente, a Salamanca, llegarán un total de 855 cajas con 20 kits cada una, que se harán con los mismos criterios que hasta ahora.

Vacunación y donaciones de sangre

Asimismo, la consejera de Sanidad expresaba su preocupación por la caída de las vacunaciones en menores de 15 meses: “No se puede dejar de poner estas vacunas”.  Por eso, mandaba un mensaje a los padres: “es esencial que vacunemos a nuestros menores. No hay que tener miedo de ir al centro de salud para vacunar al niño”.

También hablaba de las donaciones de sangre, ya que a pesar de la situación epidemiológica, se mantienen los trasplantes y las intervenciones quirúrgicas urgentes. El Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León ha informado de que se necesita sangre con urgencia de los grupos A-, A+ y 0-.

Estudio de seroprevalencia en Castilla y León: “Hará una foto de cómo está instaurado el coronavirus en Castilla y León”

Preguntada por el estudio de seroprevalencia del Gobierno para conocer la inmunidad de la población española frente al coronavirus, la consejera de Sanidad opinaba que es un estudio “muy bien diseñado” que comenzará el lunes 27 con el diseño y la organización, fase que la Junta ya ha iniciado con la formación de las personas que harán las entrevistas epidemiológicas.

En todo caso, la toma de muestras no se iniciará el mismo lunes debido a un retraso en los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística y en la llegada de algunos kits de test. En este estudio se harán dos pruebas: una por digitopunción para identificar inmunoglobulina G y M y otra por sangre venosa con la técnica ELISA, que comparará el grado de fiabilidad de las dos pruebas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído