La Junta no hará concesiones a la hostelería en Navidad y la circulación de personas en la calle estará controlada

Así lo ha decidido la institución regional en el Consejo de Gobierno celebrado este jueves

30 Comentarios

Francisco Igea y Verónica Casado, en la sala de prensa de la Junta de Castilla y León
Francisco Igea y Verónica Casado, en la sala de prensa de la Junta de Castilla y León

El vicepresidente de la Junta de Castilla y Léon, Francisco Igea, ha explicado el acuerdo al que se ha llegado durante el Consejo de Gobierno que se ha celebrado este jueves de cara a la celebración de las próximas fechas navideñas. En el mismo, se han valorado diferentes medidas restrictivas para la Navidad, después de que las comunidades autónomas recibieran la indicación del Gobierno de España de establecer las restricciones que consideraran oportunas en sus respectivos territorios. 

Tanto Francisco Igea como la consejera de Sanidad, Verónica Casado, han lamentado que desde el Ejecutivo no se haya optado por tomar medidas uniformes para todo el territorio nacional, como se ha hecho en otros países vecinos. “Por la mañana se nos decía que no les iba a temblar la mano y por la tarde nos dijeron que hagamos lo que nos parezca, esta es la actitud”, ha señalado Igea, pidiendo a los ciudadanos que “sean mejores que quienes les gobernamos”.

Respecto a las medidas restrictivas que se tomarán en Castilla y León durante el periodo navideño para controlar la pandemia del coronavirus, la institución regional ha hecho hincapié en la importancia de evitar aglomeraciones de personas. Para ello, la circulación de los ciudadanos estará dirigida en las vías y lugares públicos en los que haya una alta ocupación, y se establecerán itinerarios para limitar el contacto y asegurar la distancia de seguridad.

En el mismo sentido, los actos de celebración de las doce campanadas están prohibidos en la vía pública, así como cabalgatas y actos que contribuyan a una alta afluencia de público. Se ha suspendido la concesión de nuevas autorizaciones para espectáculos y actividades recreativas, que deberán ser sustituidos por actos a distancia o virtuales. En caso de que se desarrollen los ya previstos, deberán celebrarse en recintos acotados y con férreas medidas de aforo y distancia, además del uso de mascarilla obligatorio para todas las personas mayores de dos años.

La hostelería no gozará de ninguna concesión por parte del gobierno regional durante las noches del 24 y 31 de diciembre, de forma que el horario de cierre se mantendrá a las 22:00 horas, debiendo prohibir la entrada de nuevos clientes desde las 21:00 horas.

En cuanto a las visitas a las residencias de mayores, sí se va a producir una flexibilización, aunque contenida, y las visitas a los residentes se permitirán a dos familiares.

En el apartado de las recomendaciones, destaca la realizada a los estudiantes que tienen pensado regresar a sus casas durante las vacaciones, a los que se ha pedido que limiten al máximo sus interacciones sociales durante los 10 días previos a su regreso al lugar en el que realizan sus estudios.

Finalmente, Francisco Igea ha apuntado que “queda pendiente” el acuerdo del presidente de la Junta de Castilla y Léon, Alfonso Fernández Mañueco, acerca del confinamiento perimetral y el toque de queda. “Esta no debería ser la última Navidad de nadie por la imprudencia de sus hijos o de sus familiares. No debemos pagar ese precio”, ha concluido el vicepresidente.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído