La Junta plantea restricciones en Navidad para los no vacunados

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León ha mandado un mensaje a las personas que todavía no se han puesto la vacuna: “La frecuencia de no vacunados en UCI es más de tres veces más que de la población normal”

Luces de Navidad
Luces de Navidad

Si la situación sanitaria relacionada con la pandemia del coronavirus empeora de cara a Navidad, la Junta de Castilla y León tiene en mente imponer nuevas restricciones, pero irán dedicadas, primeramente, a los no vacunados.

Así lo ha adelantado el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, dejando la puerta abierta a la posibilidad de imponer el Pasaporte Covid en ciertos lugares. Del mismo modo, ha hecho un llamamiento a todas las personas no vacunadas de la comunidad. “Queremos insistir a la población no vacunada en la necesidad urgente de completar la vacunación. Es importante, dado el incremento constante de la incidencia y la evolución de la pandemia en estas últimas semanas. Estamos viendo un incremento mantenido y constante de la incidencia, sin repercusión importante en las UCIs”.

Para explicar ese riesgo que corren los no vacunados, el portavoz de la Junta lo ha explicado con cifras: “El 34% de los enfermos de UCI no están vacunados ¿Qué quiere decir? Pues que la frecuencia de no vacunados en estas unidades es tres veces más que de la población normal”. Este llamamiento se hace para evitar “la saturación hospitalaria y evitar poner en riesgo sus vidas inútilmente. Las vacunas están funcionando y nos protegen de la enfermedad grave”.

Francisco Igea ha sido preguntado por la posibilidad de incrementar las restricciones si la pandemia empeora de cara a la Navidad, dejando la puerta muy abierta a la imposición del pasaporte Covid en espacios cerrados. “En estos momentos no vamos a incrementar el nivel de restricciones, pero de ponerlas, lo más sensato es poner restricciones a los que más riesgo tienen, de contraer la enfermedad y transmitirla. Por ello estamos contemplando, si fuera preciso, limitar la restricciones lo más posible y sobre todo a aquellas personas que han decidido voluntariamente no inmunizarse. No tendría mucho sentido que paguen justos por pecadores”.

De esta forma, Igea ha hecho referencia a otras ciudades como Bruselas donde ya se ha impuesto el pasaporte Covid para acceder a los establecimientos hosteleros. Del mismo modo, ha asegurado que le preocupan aquellos trabajadores sanitarios que están más cerca de pacientes de riesgo y todavía no se han vacunado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído