La llegada de pasajeros al aeropuerto de Salamanca se multiplica por cuatro en tan solo un mes

Matacán recibió 3.059 usuarios durante julio, diez veces más que en el mismo periodo de 2020

8 Comentarios

El aeropuerto de Matacán (Salamanca) recibe su primer vuelo de pasajeros desde 2019
El aeropuerto de Matacán (Salamanca) recibe su primer vuelo de pasajeros desde 2019

A pesar de la quinta ola y de las restricciones asociadas a la misma, especialmente en lo relativo al cierre temprano de la hostelería y la ausencia de ocio nocturno, los pasajeros continúan llegando al aeropuerto de Salamanca desde que se retomaran los vuelos comerciales el pasado 24 de junio. La pandemia provocó que la infraestructura de Matacán no recibiera ni un solo vuelo comercial en todo el año 2020. Ahora, la mejora de la situación ha redundado en que 3.059 pasajeros hayan llegado al aeropuertos provincial durante el pasado mes de julio, cuatro veces más que en la mensualidad de junio cuando 774 personas aterrizaron provenientes de vuelos comerciales. 

Los aeropuertos de Castilla y León registraron en julio un incremento del tráfico de viajeros del 111 por ciento, es decir, algo más del doble que en el séptimo mes de 2020, cuando España aún se mantenía en la desescalada de la primera ola del COVID-19. Así, contabilizó 26.766 pasajeros, frente a los 12.642 del mismo mes de 2020.

Asimismo, según los datos de Aena, los aeropuertos españoles cerraron julio con 15,13 millones de pasajeros, un 48,5 por ciento menos que en el mismo mes de 2019 pero un 116,6 por encima del pasado año, en línea con los datos de la Comunidad.

En ese sentido, el aeropuerto de Valladolid fue el que registró un mayor tráfico, con 17.636 pasajeros, un 130,5 por ciento más que el año pasado. Le siguió León, con 5.024 viajeros, un 229 por ciento más, Salamanca, con 3.059 usuarios, diez veces más, y Burgos, con 1.047, que sin embargo supone un 67 por ciento menos.

No obstante en los primeros siete meses, los aeropuertos de Castilla y León arrastran un balance negativo, con un 20,5 por ciento menos de viajeros que en el mismo periodo de 2020. En concreto, registraron el paso de 55.149, frente a los 69.408 del ejercicio anterior. El tráfico solo creció en Salamanca, un 272 por ciento, hasta los 4.094 acumulados, frente a las caídas de Burgos (67,3 por ciento), León (cuatro por ciento) y Valladolid (20,2), hasta los 4.225, 11.843 y 34.177 personas, respectivamente.

Respecto a las operaciones, la base de Burgos gestionó en julio 1.855 operaciones, un 1,2 por ciento más que en 2020; Valladolid, 803, un 54,4 por ciento más, y León, 403, un 20,3 por ciento más. Cayeron, por otro lado, en Salamanca, un 3,8 por ciento, hasta 1.155. En los primeros siete meses Burgos contabilizó 10.149, un 80,7 por ciento más; Salamanca, 6.019, un 88,2 por ciento más; Valladolid, 2.791, el doble que hace un año; y León, 1.548, un 94,7 por ciento más.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído