"Llegas al hospital y estás perdido, necesitamos una persona que reciba a los pacientes oncológicos"

Belén Lavandeira, que afronta su tercer cáncer, destaca el papel de la AECC y el de la familia "que también sufre mucho porque está constantemente detrás del paciente"

 Paciente con cáncer (1)
Paciente con cáncer (1)

?Humanizar y afrontar el cáncer? es el lema con el que se celebra hasta este sábado en Salamanca el segundo Congreso en Castilla y León de Personas con Cáncer y Familiares. Un congreso regional que quiere convertirse en un espacio común en el que pacientes, familiares y profesionales del ámbito oncológico puedan compartir información y experiencias. Con un objetivo, visibilizar las necesidades de las personas enfermas y sus familias, dar respuesta y ofrecer las herramientas necesarias que les permitan mejorar su día a día.

Y con tanta valentía y optimismo como el primer diagnóstico, pero con más información y apoyo afronta Belén Lavandeira su tercer cáncer. Esta enferma oncológica explica que cuando se diagnostica la enfermedad por primera vez "ni el paciente, ni la familia sabemos a dónde ir y dónde nos pueden atender".

De ahí que destaque la importancia de humanizar el entorno en el que se desenvuelve el enfermo y su familia durante la enfermedad. Para Belén Lavandeira "es fundamental" el trabajo que realiza la AECC y sus voluntarios y remarca que el enfermo de cáncer "necesita una persona que le atienda y le explique los efectos secundarios". 

En ocasiones, recuerda, "llegas  al hospital y estás perdido, necesitamos una persona que reciba a los pacientes, más personal". Belén Lavandeira recuerda que cuando fue diagnosticada por primera vez "me pilló de sopetón, pero reaccioné bien porque conocía la enfermedad, mi padre murió de cáncer".  Después llegó otro y ahora afronta el tercero con la misma fuerza. "Me lo he tomado de otra manera, porque si sigo aquí es por algo".

Convencida de que todo el mundo tiene un destino, el suyo ahora es ayudar a otras personas para que no vean la enfermedad como algo negativo, "que busquen la parte positiva". Belén Lavandeira insiste en que la sociedad tiene que ponerse en el lugar del enfermo oncológico, acercarse a él "porque se avanzaría mucho".

Y mención especial y prioritaria para la familia. Esta paciente oncológica destaca el importante papel de unos familiares que también hacen frente a los efectos secundarios de la enfermedad. "A veces el estado de ánimo, la irritabilidad o el mal humor son debidos a la enfermedad, la familia también sufre mucho porque está constantemente detrás del paciente".






Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído