El estado de alarma declarado por el Gobierno de España el 14 de marzo se extenderá, como mínimo, hasta el 11 de abril.

En esa fecha se espera haber controlado la pandemia del Covid-19 y que se permita a los residentes en España poder salir a la calle, aunque ello no implique haber acabado con los contagios por coronavirus.

Si esto ocurriera, el 12 de abril (Domingo de Resurrección) sería el día de regreso al anterior modo de vida, aunque en Salamanca los actos relacionados con la Semana Santa están suspendidos.

Ante tal hecho, el 20 de abril quedaría marcado en el calendario de los salmantinos y allegados como la primera fecha en la que podría tener lugar un evento social: el Lunes de Aguas.

¿Pero se celebrará? El Ayuntamiento de Salamanca guarda silencio todavía, pero ha cancelado la quinta edición del Festival de Luz y Vanguardias, que tenía que llevarse a cabo del 11 al 14 de junio. El motivo, “destinar el presupuesto previsto al impulso de políticas sociales y económicas una vez que concluya la emergencia sanitaria del Covid-19”. Esta suspensión ahorra también la congregación de grupos de personas que, si para entonces la situación se mantiene incontrolada, podrían propagar el coronavirus.

Ese problema, de momento, lo evita el Festival Internacional de las Artes de Castilla y León, pues ya estaba previsto que este año se trasladara a septiembre u octubre.

En la provincia sí se han anulado ya actos relacionados con el Lunes de Aguas, como el festejo taurino que iba a desarrollarse en la plaza de toros situada junto a la ermita de Nuestra Señora de los Remedios, en Buenamadre.

Por lo tanto, y a instancias de lo que decidan las autoridades, la conmemoración del Lunes de Aguas de 2020 es una incógnita: puede suponer el regreso masivo a las calles charras o tener que comer el hornazo en cuarentena.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído