Mañueco tacha al nuevo Gobierno de “efectista” y acusa a la vicepresidenta de “sectarismo” con Salamanca y la región

El alcalde de Salamanca y presidente del PP regional cree que el Ejecutivo de Pedro Sánchez tiene una “agenda secreta” que debe resolver con “nacionalistas, separatistas, amigos del terrorismo y populistas de izquierda”

 Csif
Csif

El alcalde de Salamanca y presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha tachado al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez de “efectista” y cree que cuenta con una “agenda secreta” que “tiene que ir resolviendo con los nacionalistas, con los separatistas, con los amigos del terrorismo y con los populistas de izquierdas”.

Así lo ha dicho Mañueco en la inauguración oficial de la nueva sede de CSIF, donde ha reconocido que para juzgar al nuevo Ejecutivo nacional por sus hechos hay que darle tiempo, pero ha destacado los “antecedentes” de algunos de los ministros. En este sentido, se ha referido a la vicepresidenta, Carmen Calvo, de quien ha destacado su “sectarismo” con Salamanca, con Castilla y León y con los papeles del Archivo. Espera quese comporte de una manera distinta en esta etapa como vicepresidenta.

También ha mencionado a la ministra de Economía, Nadia Calviño, “responsable de un recorte inicial” del 30% en la PAC; a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, “responsable de negociar un modelo de financiación cuyos postulados no han coincidido con los intereses de Castilla y León” y a la que reprocha que sea “una convencida de subir los impuestos”; a la ministra de Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático, Teresa Ribera, a quien ha acusado de estar en contra de las térmicas, lo que supondría una pérdida importante de empleo en Palencia y en León así como una subía del 15% en la factura eléctrica de todos los españoles.

Mañueco ha manifestado que desde el PP regional estarán “vigilantes” para que se cumplan los intereses de Castilla y León y ha anunciado que el Grupo Parlamentario Popuular presentará en las Cortes una Proposición No de Ley para “defender aquellas cuestiones que desde la unanimidad de todas las fuerzas políticas, sindicales y las organizaciones agrarias hemos defendido”, en relación al modelo de financiación de los servicios públicos , a los intereses del campo y a la lucha contra la despoblación.

En cuanto a la celebración del Congreso Extraordinario Nacional del PP para elegir al nuevo presidente tras la dimisión de Mariano Rajoy, ha asegurado que la posición de Castilla y León la van a marcar los nueve presidentes provinciales junto con el presidente regional, el propio Mañueco, y que afrontarán este proceso “juntos y unidos”. El presidente del PP de Castilla y León espera que de ese congreso el partido salga “más fuertes y más unidos todavía” y que “hagamos los esfuerzos necesarios para que haya una candidatura única”.

Primeros contactos de CSIF con el nuevo Ejecutivo nacional

En la inauguración de la nueva sede de CSIF también ha estado presente el presidente nacional del sindicato. Miguel Borra, quien ha asegurado que ya se han puesto en contacto con la ministra de Administraciones Territoriales y Función Pública, Meritxell Batet, para exigirle que cumpla los acuerdos que CSIF mantenía con el anterior Gobierno nacional y que implican una subida salarial en tres años del 8% y una oferta de empleo público “acorde a las necesidades de la administración pública española”. “Esperamos que este Gobierno no retrase ni un solo día el cumplimiento de los acuerdos que teníamos con el Gobierno anterior”, ha subrayado.

Del mismo modo, según Borra, el sindicato también ha contactado con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para trasladarle la reivindicación de los trabajadores de las instituciones penitenciarias que llevan nueve días encerrados para exigir una subida salarial.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído